martes, 16 de mayo de 2017

“Arenas movedizas” - Malin Persson Giolito


La novela negra nórdica me gusta desde siempre y ésta me llamó la atención nada más verla así que no dudé en hacerme con ella.

Éstas son mis impresiones



Malin Persson Giolito

Malin Persson Giolito nació en Estocolmo en 1969. Ha trabajado como abogada en el mayor bufete de los países nórdicos y como funcionaria de la Comisión Europea en Bruselas. Ha publicado tres libros antes de Arenas movedizas, que va a ser editada en 24 países tras su gran éxito en Suecia, donde ha sido elegida Mejor Novela de Suspense del Año, el premio literario oficial que concede la Academia Sueca de Escritores de Misterio. Vive en Bruselas con su marido y sus tres hijas.

Datos técnicos


Título: “Arenas movedizas”

Autora: Malin Persson Giolito

Editorial: Suma

Edición: tapa blanda con solapas

Fecha de publicación: abril de 2017

472 páginas

ISBN: 9788491290704

Precio: 18,90 € en papel / 8,99 en digital



Argumento

Un crimen en un instituto de élite. Una única acusada.
Todo el mundo es inocente hasta que se demuestre lo contrario.

La masacre en una escuela de uno de los barrios más lujosos de Estocolmo ha sacudido Suecia. Maja Norberg es detenida por su implicación en el ataque, en el que murieron su novio y su mejor amiga. Pero ¿cómo llegó una chica brillante y popular a convertirse en la adolescente más odiada del país?

Maja era una niña rica que cumplía con lo que se esperaba de ella. Hasta que conoció a Sebastian Fagerman, hijo del multimillonario más poderoso de Suecia. Sebastian era deslumbrante y peligroso, y Maja se sintió atraída hacia él como una polilla hacia la luz. Viajes, barcos, fiestas de lujo, sexo y drogas. ¿En qué momento perdió el control?

Tras nueve interminables meses en prisión, por fin ha llegado el momento de comparecer ante el tribunal. ¿Es Maja una asesina a sangre fría o solo una niña extraviada que ahora ha perdido también a aquellos a quienes amaba?



Impresiones

En un instituto de Estocolmo ha habido una masacre. Varios estudiantes y un profesor han resultado muertos; otro estudiante gravemente herido. Maja Norberg ha sido detenida por los hechos: se la considera autora de dos asesinatos, inductora y cómplice de los demás. Ahora se enfrenta al juicio aunque la opinión pública hace tiempo que la ha condenado. Pero, ¿es Maja verdaderamente culpable? Sus padres, que no lo creen, han contratado al mejor abogado del país.

Sin duda, las premisas de las que partía esta novela eran muy buenas. También el aval de éxito con el que llega a España. Y, personalmente, el hecho de que gran parte de la novela se desarrolle en un juicio, era un plus nada desdeñable. Y, sin embargo, tengo sentimientos encontrados con esta novela: no me ha disgustado pero tampoco puedo decir que me haya gustado del todo. Se lee bien, la he leído a gusto y tenía cierto interés por averiguar la verdad pero no ha sido lo que yo esperaba y ha cumplido mis expectativas a medias. Os cuento…

Las noticias sobre adolescentes que se vuelven locos y entran en un instituto cargados de armas hasta las cejas arramblando con todo el que se pone por delante son, tristemente, relativamente habituales. Cierto que más en Estados Unidos pero Suecia, ya lo sabemos los seguidores de la novela negra nórdica, no es el país idílico y tranquilo que parece en un primer momento y allí, como en cualquier otro país, se cometen crímenes: a veces tan terribles como éste.

Desde el primer momento, la autora nos mete de lleno en el meollo del asunto. Tras unas pocas líneas que funcionan a modo de prólogo, en el que nos situamos en el lugar y momento de la tragedia y vemos que sólo una persona ha sobrevivido, nos trasladaremos unos meses adelante en el tiempo, al momento en el que el juicio contra Maja Norberg va a empezar. Salvo ese corto prólogo, la novela comienza exactamente por la mitad –“in medias res” que dirían los entendidos- y, a partir de ahí, irá al mismo tiempo hacia adelante y hacia atrás. Hacia adelante, asistiremos a las diferentes jornadas del juicio (que dura tres semanas) y, por supuesto, a su conclusión; y hacia atrás, porque nos retrotraeremos unos meses en el tiempo para conocer a todos los implicados en el crimen. Todo, siempre, lo haremos desde el punto de vista de Maja quien no sólo es protagonista sino también narradora. En primera persona nos va a contar todo –o lo que ella considere oportuno contar, siempre nos quedará la duda-.

En este caso, entiendo que la narración en primera persona funciona a medias. Por un lado, es interesante ver cómo alguien tan joven (dieciocho años recién cumplidos) afronta lo que ha pasado: la muerte de su novio, su mejor amiga y sus compañeros de clase y el hecho de que se la considere culpable de ello. El problema es que Maja es una chica con la que es prácticamente imposible conectar. Resulta tan fría como persona y tan fría la forma en la que va exponiendo las cosas, que hace que te sientas un poco distante de la historia. Y, sinceramente, me hubiera gustado un poco más de emoción. Sea o no culpable, uno no puede sentirse de esa forma ante lo que ha ocurrido. Por otro lado, la narración en primera persona resulta un poco parcial. Vemos las cosas tal y como las ve Maja –o como nos las quiere enseñar- y, hasta el final, yo no tuve nada claro si las exponía como habían sido o si nos quería engañar. Además, Maja no puede estar en todos los escenarios posibles por lo que hay algunos aspectos que se nos escapan y sobre los que sólo podemos elucubrar. Quizás en este caso hubiera sido adecuado una combinación de narradores: Maja por supuesto pero también un tercero omnisciente o, cuando menos, algún otro narrador en primera persona que nos permitiera conocer otras versiones. Y es que la mirada de uno mismo jamás es imparcial

Los personajes son interesantes aunque alguno de ellos es bastante arquetípico. Como Sebastian, el pobre niño rico; o Samir, el inmigrante en un colegio de ricos. O Amanda, frívola y locuela. Pero bueno, no dejan de ser personajes que pueden darse en la realidad así que tampoco tengo nada que objetar a este respecto. Maja es, sin duda, la más interesante. Conoceremos como era la hija de un matrimonio bien avenido y bien situado, una chica formal y responsable, inteligente, que iba bien en los estudios, que hacía alguna chiquillada como cualquier adolescente pero, en definitiva, una buena chica. Y como las malas compañías la van a llevar por el mal camino. Y así, cuando se convierte en la chica de Sebastian, el hijo del hombre más rico del país, es envidiada por todo el mundo. Pero Sebastian tiene problemas y parece que a ella se le pide que los solucione cuando, realmente, no es más que una niña que bastante tiene con preocuparse de sí misma, no tiene por qué cuidar de él (máxime cuando hay gente que lo tiene bajo su responsabilidad y a quiénes sí se les puede exigir que solucionen sus problemas o, al menos, lo intenten). Pero en ella anida el sentimiento de culpa, la creencia de que por haber sido su novia, le tiene que salvar (qué típico es ésto entre las mujeres)

La novela tiene una cierta intriga aunque tampoco demasiada. Más o menos sabemos casi todo desde el principio. Sólo nos falta por saber si Maja fue prácticamente una espectadora o si participó activamente en el desastre. Y, por supuesto, los motivos que llevaron a que aquello ocurriera. Al ser Maja como es, lo cierto es que hasta casi el final tienes grandes dudas sobre ella. 

El ritmo es medio. Creo que se considera este libro como thriller pero no estoy de acuerdo, ni siquiera como thriller psicológico. Las páginas avanzan de forma más o menos fluida, eso es cierto, se lee bien y a gusto pero a mí no me ha provocado en ningún momento esa necesidad compulsiva de saber y, por lo tanto, de leer. La estaba leyendo a gusto pero sin más. Eso sí, todo el tema judicial me ha parecido muy interesante (aunque esto puede ser por deformación profesional): la forma en la que el equipo de abogados al servicio de Maja prepara su defensa, las diferentes jornadas del juicio, los interrogatorios, la declaración de Maja…, todo muy entretenido



Conclusión final


Para mi “Arenas movedizas” ha sido una novela que se deja leer y que entretiene. Lo mejor: el tema judicial; lo peor: una protagonista con la que me ha sido imposible conectar.

Podéis comprarla en Popular libros




26 comentarios:

  1. Pues esta de momento se queda en stand by, aunque hay cositas que me atraen de ella, la verdad es que los últimos thrillers "nórdicos" que he leído se me ha antojado que se quedaban un poquito cortos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Lo tengo en el ebook, a ver si lo leo pronto.

    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  3. A mí no me atrae y a pesar de esos fallos le has dado una buena nota y eso es porque la has disfrutado a pesar de no ser redonda.

    ResponderEliminar
  4. Este creo que lo voy a dejar pasar porque no me atrae demasiado
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Pues tiene buena pinta, me lo apuntará a ver si voy terminando libros pendientes. Besos

    ResponderEliminar
  6. En esta ocasión la voy a dejar escapar. No se puede con todo y me fío también de tu opinión.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Lo leí la semana pasada y me gustó. Bien es cierto que Maja es un tanto especial. Un beso

    ResponderEliminar
  8. Por ahora la dejo pasar que veo que no te ha convencido del todo y " nórdicas" tengo unas cuantas pendientes. Besinos.

    ResponderEliminar
  9. Al principio me llamó la atención, luego fui perdiendo interés y ahora, después de leerte, no sé lo que haré, si la leeré o no.
    Posiblemente, si cae en mis manos le puedo dar la oportunidad.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Uy! Pues voy a ir bajando expectativas, porque lo tengo esperando... ya te contaré.
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Pues aunque al principio me llamaba, creo que la dejaré pasar.
    Besos!

    ResponderEliminar
  12. Hola! Ya he visto alguna reseña de este libro y la verdad es que tiene buena pinta así que no descarto leerlo aunque no conectar con la protagonista me echa para atrás.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  13. Recuerdo una de Jussi Adler Olsen con una protagonista similar, con la que no llegas a empatizar del todo.
    Entiendo que las cosas y las personas son grises. El blanco y el negro no siempre es algo definido.

    ResponderEliminar
  14. No termina de llamarme esta vez, besotes

    ResponderEliminar
  15. No termina de llamar mi atención, pero nunca digas nunca! Gracias por compartir tu opinión!
    https://unitedthoughtsoftam.wordpress.com/

    ResponderEliminar
  16. Creo que este lo voy a terminar por dejar pasar, con tanto pendiente y que no me termina de llamar la atención por los pero que leo que le ponéis, creo que será la mejor opción
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Le tengo muchas ganas, pero es materialmente imposible que pueda leerlo en bastantes semanas, así que me quedaré con las ganas.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  18. Por los fallos que comentas lo voy a dejar pasar. Tampoco me llamaba mucho...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  19. Oh! Me parecía un libro de aquellos que no se pueden soltar y veo que no es así, veremos si me decido porque le tenía ganas pero ahora dudo que cubra mis expectativas. Besotes.

    ResponderEliminar
  20. En principio era un libro que me llamaba la atención pero después de leer tu reseña veo que no aporta nada nuevo y ya tengo muchos libros de este tipo pendientes de ser leídos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  21. Bueno... pues te leí hace unas cuantas horas y justo cuando iba a comentar mi mañana entró en caos y hasta ahora no he tenido tiempo de sentarme y volver. Coincidimos en impresiones, a mí también me ha dejado un regusto agridulce esta novela de la que esperaba no sé si más, pero sí otra cosa.
    Besos.

    ResponderEliminar
  22. Ay, pues tenía muchas ganas de leerla leyendo la sinopsis, pero ya no sé si apuntarla y adelantar otras en mi lista porque si no engancha del todo no sé yo.. Gracias no obstante por tu opinión! Besos!

    ResponderEliminar
  23. Recuerdo que a Manuela le pasó lo mismo con su protagonista, no conectó con ella...es una pena porque la trama resulta interesante. Yo de momento me la salto ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  24. No termina de convencerme en esta ocasión, y no puedo leerlo todo. Un beso ;)

    ResponderEliminar
  25. Pues nada, la dejo pasar. No estoy como para cargarme con más lecturas y aunque me interesa lo del tema judicial no lo hace tanto como para engrosar mi lista de pendientes.

    Un beso

    ResponderEliminar
  26. Me gusta el género pero he leído poco de autores nórdicos. No será por falta de ganas. ES que son muuuuuuuuuuchos y es difícil atenderlos a todos. De todos modos, visto lo visto, me haces un gran favor. Besos

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario