viernes, 17 de marzo de 2017

“Sucios y malvados” -: Juanjo Braulio


El año pasado leí, con muy buenos resultados, “El silencio del pantano” (novela que, por cierto, va a ser llevada a la gran pantalla) por lo que no dudé ni un segundo en hacerme con la segunda novela del autor, Juanjo Braulio. Por eso, hoy os hablo de “Sucios y malvados”

Éstas son mis impresiones


Juanjo Braulio


Juanjo Braulio nació en Valencia en 1972. Está graduado en Enseñanzas Artísticas por la Sankt Eskils Skola de Eskilstuna (Suecia) y licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Politécnica de Valencia. Periodista y escritor, empezó su carrera en la delegación valenciana de Diario 16, desde el que pasó a Las Provincias, donde fue redactor de Medio Ambiente, Municipal, Política y jefe de Opinión.

Posteriormente fue jefe de Informativos de Ràdio Nou y colaborador del Suplemento Semanal (Grupo Vocento), la agencia Colpisa y el diario Abc. Un compendio de sus columnas de opinión fue publicado en forma de libro con el título La escalera de Jacob(2004). También es autor de En Ítaca hace frío (2014), un libro de viajes sobre Suecia.

Después de años contando verdades que parecían mentira, con El silencio del pantano, su primera novela, decidió que era tiempo de contar mentiras para decir verdades.

Su segunda novela, también publicada con Ediciones B, es “Sucios y malvados”


Datos técnicos

Título: “Sucios y malvados”

Autor: Juanjo Braulio

Editorial: Ediciones B

Edición: rústica, sin solapas

Publicado en febrero de 2017

Páginas: 640

ISBN: 978-84-666-6071-6

PVP: 21,00€ en papel 



Argumento

Tras deslumbrar con su primera novela, El silencio del pantano, calificada de «obra maestra» por la crítica y cuya adaptación al cine ya está en marcha, Juanjo Braulio regresa a las librerías con este monumental thriller literario que combina una trama policiaca impecable con una gran reflexión sobre la justicia, el sexo, el poder y la violencia contra las mujeres.

Un grupo de prostitutas que acuden a rezar a la Virgen de las Rameras en un edificio abandonado; un músico que jamás ha logrado superar el secuestro que sufrió cuando era niño; un abogado sin escrúpulos; un notario con oscuros gustos sexuales; un contenedor de transporte marítimo con un siniestro contenido; un hombre que aparece ahorcado en un lugar exacto donde estuvo hace siglos la entrada al barrio de los burdeles...

Braulio presenta un juego diabólico formado por distintas tramas que la inspectora Roma Besalduch luchará por conectar, buceando en las profundidades y los secretos de una Valencia entre cuyas negras sombras se ocultan sus habitantes más sucios y malvados.


Impresiones

En la ciudad de Valencia ha tocado la lotería. Todos los trabajadores de una empresa de las que trabajan en el puerto han sido agraciados con el gordo. Uno de ellos se suicida tirándose debajo de un contenedor. Una serie de prostitutas nigerianas acuden habitualmente a un edificio abandonado para rezar a su Virgen. Cuatro mujeres se reúnen ocasionalmente para hablar de sus asuntos y actuar en consecuencia. Un hombre negro aparece colgado y despellejado de un antiguo arco. Otro hombre muere desangrado por un ataque agudo de cirroris. Un equipo policial, con la inspectora Roma al frente, investiga los casos. Un abogado defiende los intereses de unos rusos. Dos vecinas hablan de sus cosas en el descansillo de su edificio. Un notario va a tener que hacer algo a lo que en principio se negaba. Un joven y talentoso músico, adicto a las drogas, esconde un turbio pasado…

O
Contenedores en el puerto de Valencia
s estaréis preguntando de qué estoy hablando. Tantas frases inconexas, personajes que no tienen nada que ver los unos con los otros…. Normalmente empiezo las reseñas haciendo un pequeño resumen del libro, ¿verdad? Pues también lo he hecho en cierta forma en este caso porque todo lo que he dicho no dejan de ser unas notas de cada una de las subtramas que se entremezclan en esta novela. Una novela en la que, hasta muy avanzada la lectura, no supe realmente qué era lo que estaba leyendo. Una novela difícil de resumir y de la que es muy complicado hablar. Pero una novela en la que, por mucho que al principio cueste ver la luz, todo llega a buen puerto. Y que, pese a las dificultades, me ha dejado muy buen sabor de boca

Y es que no es una novela fácil. Ni complaciente. Difícil de escribir, sin duda, una amalgama de tramas y subtramas que pueden hacer que el lector se pierda. Una cierta dificultad de lectura; nada preocupante, no temáis, pero es cierto que requiere de toda nuestra atención, sobre todo al principio. Una novela muy oscura en la que se habla sin tapujos de algunos de los trapos sucios de nuestra sociedad, como por ejemplo la trata de mujeres. O de la justicia (y no necesariamente la que se imparte en los juzgados)

La novela transcurre, como “El silencio del pantano”, en la ciudad de Valencia. Una ciudad de la que el autor busca el lado más oscuro, no dudando en sacar a la luz todas sus miserias. Una ciudad que se ha visto vapuleada por la corrupción económica, política y social y en la que se han dejado pasar muchas cosas.

"Sucios y malvados” es, en cierta forma, una novela policíaca. Porque hay, sin duda, una investigación policial llevada a cabo por la inspectora de la policía nacional Roma. Una mujer soltera que vive con su madre jubilada y su hija de seis años. Una mujer a la que le es muy difícil conciliar su vida personal y familiar. No es fácil intentar ser una buena madre y una buena policía y a la pobre le entra cargo de conciencia cuando ve cómo las demás madres del colegio le miran por encima del hombre. Pero Roma es una buena profesional y una gran mujer y me ha encantado como protagonista (o como una de las protagonistas porque tampoco se puede decir que exista un protagonista claro). Roma es una policía muy intuitiva a la que es difícil dársela con queso y que, pese a que se le van a presentar un montón de piezas inconexas, no va a dudar en armarse de paciencia para armar el puzle.

En tema de personajes me han gustado mucho cuatro mujeres que se reúnen para “hacer sus cosas”. No os voy a hablar de ellas y por supuesto no os contaré lo que hacen pero me ha parecido tremendo. Ahí lo dejo.

En cuanto a personajes, el que menos me ha gustado ha sido el músico. No el músico en sí sino los pasajes a él dedicados que en la mayoría de las ocasiones se me han hecho un tanto pesados. Al final de cada capítulo hay una especie de subcapítulo fácilmente reconocible porque, en vez de título o numeración, lleva una clave de sol. Estos pasajes son los protagonizados por el músico y en ellos nos hablará en primera persona. Este hombre es un genio, con una capacidad tremenda para la música. De hecho, tiene una particularidad que es “ver” la música. De su mano sabremos qué le ocurrió cuando era un niño y entenderemos cómo es y por qué es así. Digo que esos capítulos no me han emocionado porque habla mucho de aspectos musicales (en plan “Pepita era una mujer que parecía hecha en sol menor”…) que me han parecido un poco espesos y por momentos aburridos. Para mi gusto, la novela hubiera estado mejor recortándolos.

S
Convento de la Trinidad
alvando los pasajes narrados por el músico en primera persona, será un narrador omnisciente quien nos va contando la historia. No podía ser de otro modo porque la historia necesitaba alguien de fuera que pudiese estar presente en todas las tramas y subtramas. A pesar de ser siempre el mismo narrador, éste se adapta a las diferentes situaciones y personajes, simplificando o relajando el lenguaje si es necesario, tecnificándolo en otras ocasiones. Aunque en general la trama es oscura e intensa, de vez en cuando el autor nos da algún respiro con escenas más relajadas. Como, por ejemplo, las protagonizadas por dos vecinas de un edificio que van comentando sus cosas –típicas conversaciones de rellano- pero que, veremos, al final tienen algo que ver con la estructura principal. Y es que el autor no da puntada sin hilo aunque podamos ver las puntadas desde el primer momento pero no sea hasta el final del todo cuando nos demos cuenta de que había un hilo que las unía.

La historia transcurre de forma lineal aunque alternando tramas y escenarios. Se exceptúan los pasajes protagonizados por el músico en los que éste, que escribe un diario, se retrotraerá constantemente a su infancia para, a su manera, contarnos qué fue lo que pasó

Juanjo Braulio escribe muy bien y esto queda claro en esta segunda novela, si cabe más compleja y mejor armada que la anterior. Una trama y una novela complejas, en las que puede lucirse. “Sucios y malvados” es una novela negra muy oscura y dura en la que el autor aprovecha para hablarnos de algunos de los grandes males de nuestra sociedad como la corrupción, la trata de mujeres y la prostitución. Una novela prolija en descripciones que hacen que su ritmo no sea especialmente rápido pero que, aún así, se lee con gusto




Conclusión final

“Sucios y malvados” es una novela muy negra y oscura que, aunque me ha costado tiempo leerla, me ha dejado buen sabor de boca

Podéis comprarla en Popular libros


21 comentarios:

  1. A pesar de estar ambientado aquí no me llama para nada este libro y creo que no lo leeré, al menos de momento, tal vez me anime en verano cuando tenga más tiempo libre.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Me dio pereza y me sigue dando. Tengo varias novela aparecidas.

    ResponderEliminar
  3. No he leído nada del autor y me atrae más la primera así que probaré con esa antes
    Besos

    ResponderEliminar
  4. No he leído nada del autor y me ha llamado la atención por tu reseña que me ha gustado mucho. No sabía eso de ya tenía los derechos comprados.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Tiene muy buena pinta y no me importaría leerlo. Un besote

    ResponderEliminar
  6. No he leído nada del autor,pero creo que empezaré por el primero.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Pues no leí el anterior y me pones tarea doble, porque me gustaría leer los dos... pero necesitaría encontrar un momento más tranquilo para disfrutarlas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. A mi también se me hizo algo pesada la parte de las tonalidades musicales y me sobraba alguna que otra escena. Pero en general es una buena novela, muy negra eso sí. Besos

    ResponderEliminar
  9. De momento no me atrae demasiado, eso si si me animo con el autor querría leer primero la otra.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  10. El silencio del pantano me gustó, pero no sé si me animaré con ésta.
    Besos!

    ResponderEliminar
  11. El silencio del pantano lo tengo esperando así que creo que cuando me estrené con el autor lo haré con esa novela; esta no sé si llegaré a leerla.

    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Lo tendré en cuenta aunque quizás lea antes la anterior, no sé, besotes

    ResponderEliminar
  13. La tengo en casa pendiente de lectura, pero creo que después de lo que he leído bajaré mis expectativas. Besos.

    ResponderEliminar
  14. Hola! Tengo pendiente el anterior libro del autor pero este también tiene muy buena pinta. Me alegra que te haya gustado. Muy buena reseña!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  15. Ay, lo tengo que comenzar este finde y estoy temblando. No tengo la cabeza para muchos líos, jajaja. A ver qué me parece a mí el músico y los asuntos de estas mujeres. Besos

    ResponderEliminar
  16. Ay no sé.. Tenía muchas esperanzas con este libro pero lo veo todo muy difuso y ambiguo. Me parece que no me iba a gustar tanto como la anterior. Besos

    ResponderEliminar
  17. La verdad, es que no puede empezar más interesante esa amalgama de tramas y aunque no me importaría leerlo ahora mismo no puedo con más.

    Besitos

    ResponderEliminar
  18. Este libro me tiene intrigada, no se, le veo peculiar y llamativo, algo raro, y eso me gusta *.*
    Espero leerlo pronto
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  19. Mira que las novelas negras me encantan pero cuando se meten con personas, como por ejemplo pedofilia, trata de mujeres, etc me pongo muy de mala leche y prefiero no leer este tipo de libros. Besos

    ResponderEliminar
  20. A la novela le sobran 300 paginas de las 600 que tiene. Coincido en que los "capitulos" del músico se hacen pesadísimos. Igualmente creo que los diálogos son algo pueriles.

    ResponderEliminar
  21. ¡Hola guapa! La verdad es que la negra me gusta mucho y me gustan los temas que toca, pero me asusta un poco que te haya costado leer la novela porque sé que eres más rápida que yo leyendo. Igual me puedo tirar la vida, jaja.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario