martes, 5 de diciembre de 2017

“Hotel Lutecia” - Empar Fernández

He leído dos de las novelas de Empar Fernández encuadradas en lo que ella denomina “trilogía de la culpa” (que no es una trilogía propiamente dicha ya que se trata de novelas totalmente independientes, con personajes, escenarios y situaciones distintas; lo único que las une es el sentimiento de culpa de alguno de los personajes). Las novelas que he leído son “Maldita verdad” y “La última llamada”. Ambas novelas me encantaron; las reseñé en el blog y las recomendé encarecidamente, cosa que vuelvo a hacer porque se trata de novelas magníficas.

Hace poco Empar ha publicado una nueva novela que no tiene apenas nada que ver con las anteriores: “Hotel Lutecia”

Éstas son mis impresiones


Empar Fernández

Empar Fernández (Barcelona, 1962) alterna la docencia con la escritura, tanto de ficción como de no ficción. Con su primera novela, Horacio en la memoria, obtiene el Premio Cáceres.
En 2004 comienza su colaboración literaria con Pablo Bonell Goytisolo y publican Cienfuegos, 17 agosto, Las cosas de la muerte, Mala sangre y Un mal día para morir.
Resulta finalista del IX Premio Unicaja de Novela Fernando Quiñones con El loco de las muñecas.
Posteriormente publica, entre otros, Hijos de la derrotaLa cicatriz (Premio Rejadorada de Novela Breve) y Mentiras capitales. Ha quedado finalista del Premio Medellín Negro 2013 y del Ciudad de Carmona 2014. Con La última llamada resultó finalista del premio Valencia Negra 2015. Colabora ocasionalmente en prensa, como columnista, y como guionista en la producción de documentales históricos.


Datos técnicos

Título: “Hotel Lutecia”
Autora: Empar Fernández
Editorial: Suma
Edición: rústica con solapas
Publicado en octubre de 2017
Páginas: 376
ISBN: 9788491291718
Precio: 16,90 euros en papel/ 7,99 euros el ebook



Argumento

Abril de 1945. Andreu Ribera, liberado del campo de concentración de Dachau, solo tiene un propósito: llegar a París y conseguir noticias de Rosa, su mujer. Allí, en el hotel Lutecia, la Cruz Roja asiste a los deportados y organiza cuanta información llega a la capital: interminables relaciones de muertos, de desaparecidos y, las más esperadas, de supervivientes.
Julio de 1969. André, hijo de Andreu, viaja hasta el Poble Sec en busca de respuestas. De labios de su abuelo Andrés conocerá los turbios secretos de la familia Ribera.
Una conmovedora historia que nos llevará del París liberado a la Provenza francesa y de allí a la España franquista. Unos personajes inolvidables, obstinados en la lucha por rehacer sus vidas y marcados por el recuerdo de las interminables mañanas de angustiosa espera en el hotel Lutecia.
...Y un familiar y persistente olor a lavanda.
                                                                                                                                  

Impresiones

En abril de 1945 el español Andreu Ribera es liberado del campo de concentración de Dachau. Va a París donde espera conseguir noticias de su mujer, su amada Rosa. En el Hotel Lutecia de la capital francesa, la Cruz Roja asiste a los deportados por la guerra, intentando reunir a las familias dispersas o, al menos, dar a los sobrevivientes noticias de sus seres queridos desaparecidos. Allí va cada día Andreu para ver si, por fin, consigue encontrar a Rosa.

En julio de 1969 André, hijo de Andreu, viaja al Poble Sec (lugar de nacimiento de su padre y de dónde tuvo que huir por sus ideas políticas a raíz del estallido de la guerra española). Quiere saber quién fue su padre.

La Segunda Guerra Mundial ha dado lugar a multitud de novelas. Ésta es una más; o quizás no lo sea. Porque no es de la guerra de lo que nos va a hablar sino de las consecuencias de ésta en los supervivientes. Porque haber salido vivo del conflicto no implica necesariamente haber salido entero. Lo que los combatientes (y los no combatientes) tuvieron que ver a la fuerza te cambia para siempre. Muchos no pudieron sobrevivir a la libertad o, si lo hicieron, fue en condiciones tan penosas que en algunos casos desearon no haberlo hecho. Y no me refiero sólo a lisiados y enfermos, sino a quienes sufrieron consecuencias psicológicas de las que no pudieron curarse en toda la vida.

Para hablarnos de las consecuencias de la guerra, Empar Fernández elige a un español. Un exiliado republicano que, tras vivir la guerra civil española, huye a Francia donde le tocará vivir la guerra mundial. Escapó con su mujer Rosa quien no tiene nada que ver con los motivos por los que a él le persiguen en España. Pero a las guerras los motivos les dan muchas veces igual

Finalizada la guerra y liberado Andreu del campo de concentración de Dachau, vive en París trabajando como camarero y ayudado por su jefa esperando saber algo de Rosa. Hasta que toca fondo y se rompe aún más. En ese momento, su jefa y amiga decide enviarle al campo, a la Provenza, donde su hermana pequeña regenta la que fue granja familiar y, con muy poca mano de obra y con menos medios aún, intenta mantenerla a flote

Los dos escenarios dan lugar a las dos partes en cuanto a contenido que se pueden diferenciar en la historia que sucede en 1945. La parte que transcurre en París es una parte mucho más oscura y dolorosa mientras que la parte que transcurre en la Provenza es una parte luminosa llena de luz y de olores que, poco a poco, irán sanando el herido corazón de Andreu. Al menos, hasta donde un corazón así puede sanar.

La primera parte es más oscura y dramática, más dura. La segunda parte, aún siendo también bastante dramática, es un poco más liviana y en ella hay un hueco a la esperanza

Estas dos partes son meramente en cuanto al contenido y se refieren a lo que sucede justo tras terminar la guerra. Pero formalmente, también hay dos partes claramente diferenciadas: la primera ocupa los primeros diecinueve capítulos (algo más de la mitad) y transcurre en el año 1945. La segunda ocurre en 1969 y está protagonizada por André, el hijo de Andreu. En esa parte sabremos finalmente qué fue de los personajes de la primera.

“Hotel Lutecia” es una novela difícil de catalogar. Por mucho que se haga referencia a la guerra civil y a la segunda guerra mundial, no es para nada una novela de ficción histórica, ni un novela guerrera. Tiene un marcado carácter intimista y personal y lo que pretende es mostrar el sufrimiento de un hombre que ha quedado marcado por unos hechos horribles como consecuencia de los cuales ha perdido todo lo que le importaba en la vida, incluso las ganas de vivir. También nos muestra como, a pesar de ello, la vida sigue y hay que seguir adelante, lamiéndose las heridas y sobreviviendo con lo poco que queda.

Como siempre, el estilo de Empar Fernández me ha convencido. Sin duda, “Hotel Lutecia” es una novela magníficamente escrita y que desarrolla a la perfección los caracteres de unos personajes bastante complejos. Pero he de confesar que no me ha gustado tanto como las otras dos novelas suyas que he leído y que la historia en sí no me ha acabado de llegar. Le cuesta arrancar, hay momentos en que se hace excesivamente lenta, que le cuesta avanzar. A ello se une que Andreu no me ha acabado de llegar del todo; aún reconociendo el magnífico trabajo que ha hecho la autora caracterizándolo, no sé por qué, no he conseguido empatizar con él. Y también me ha faltado intensidad y emoción; con una novela de este tipo yo debería haber llorado a lágrima viva, tendría que haberme dolido (como me dolieron sus otras novelas) ya que el tema da para eso sin duda alguna. Pero no he conseguido implicarme en la historia. La he disfrutado, sí, y reconozco que es una muy buena novela pero no me ha llenado de la misma forma que lo hicieron las otras dos. Probablemente la culpa sea de las expectativas porque, debido a lo mucho que me gustaron las otras novelas y a que el tema que tocaba me llama mucho la atención, me esperaba otro tipo de novela, más intensa y desgarradora


Conclusión final


“Hotel Lutecia” es una novela sobre las consecuencias de la guerra en los que han sobrevivido a ella. Y una novela de una persona en busca de sus orígenes. Una novela intimista, muy bien escrita, en la que sin embargo he echado en falta algo más de intensidad y de pasión

Podéis comprarla en Popular libros


27 comentarios:

  1. En vista de tus sensaciones la dejo pasar. Además ya leí una novela ambientada en ese hotel.

    ResponderEliminar
  2. Ya sabes que no soy muy fan de las novelas de las IIGM así que la dejo pasar. Besos

    ResponderEliminar
  3. Yo de momento la voy a dejar pasar, no me llama especialmente la atención y tengo demasiado pendiente.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Tengo pendiente a la autora, que las anteriores novelas han gustado mucho y ya las tengo apuntadas, creo que me pueden gustar más que ésta
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Si cae en mis manos la leeré pero no iré a buscarla. Un beso

    ResponderEliminar
  6. No creo que sea lo que esperaba esta novela, después de leerte no me voy a animar.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Yo la tenía apuntada y ahora no sé qué hacer, había leído última llamada y maldita verdad y me gustaron muchisimo, y quería ir a por esta, igual dejarla pasar no, pero salir a buscarla tampoco. Besinos.

    ResponderEliminar
  8. A mi me han gustado mucho las novelas que he leído de Empar Fernández, y esta, por la época en la que ocurre, me llama bastante. Ahora, si no te ha convencido del todo, igual me lo pienso.
    Besos!

    ResponderEliminar
  9. Lo leeré seguro, me encanta la autora =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  10. Me encandiló Empar Fernández con sus dos últimas novelas de la trilogía sobre la culpa. Y, por lo que nos cuentas de Hotel Lutecia, estamos ante otra magnífica lectura. Será de las primeras que lea para el año que viene. Besos.

    ResponderEliminar
  11. Pues en principio que fuera de Empar y la temática me llamaban, pero esa falta de emoción que mencionas junto a que tengo otros libros en mente y algunos pendientes por leer que estoy retrasando mucho, me hace dejarlo pasar.
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. De momento la descarto, quizás mas adelante porque la temática y ambientación se ven interesantes. Besos

    ResponderEliminar
  13. Me ha parecido muy curioso la conexión entre los libros, no es una lectura que leería ahora mismo pero gracias por descubrírmela.

    Besos =)

    ResponderEliminar
  14. Ya he leído más reseñas que van en tu línea, por eso no me animaré aunque su historia me atrae mucho. Echaré un ojo a las otras dos novelas que recomiendas.

    Besitos

    ResponderEliminar
  15. Pues la temática me llamaba pero no es la primera reseña que leo en la que echa en falta en esta novela más emoción, así que me parece que voy a dejarla pasar.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  16. Te leo por encima porque voy a empezarla esta noche :)

    ResponderEliminar
  17. Aunque le tenía ganas me he ido desinflado con las opiniones. El hecho de que no te haya terminado de meter en la historia o atrapar como es debido me frena. De ella leí La última llamada y sí que me gustó mucho. Los cambios de registro no siempre salen bien.
    Besos

    ResponderEliminar
  18. He pasado por encima que la tengo pendiente de lectura, pero por lo que he visto espero que me guste más que a ti. Besos.

    ResponderEliminar
  19. Me fije en él casi desde el principio pero como me pasa siempre, tengo que elegir hija, todos no me los puedo llevar aunque sea mi sueño, jejejeje. No lo descarto pero de momento no podré ponerme con él; para regalo es una opción más que estupenda.

    BesoLakys!

    ResponderEliminar
  20. Hola! No lo conocía pero me gusta la época que narra y parece interesante así que no lo descarto. Muchas gracias por la reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  21. No he leído nada de la autora por el momento. ESte título sí que lo he visto bastante últimamente, pero de momento no puedo leer todo y no me he decidido.
    Empezaría por La última llamada, que lo compré hace mil y no lo he leído aún.
    Besos.

    ResponderEliminar
  22. He leído "Maldita verdad" y me gustó muchísimo y tenia otros de ella apuntados pero después de leer tu reseña éste lo dejo pasar.

    ResponderEliminar
  23. No he leído nada de la autora aún, pero creo que optaré por alguna de sus otras obras antes :)

    Bs.

    ResponderEliminar
  24. Una pena esa falta de emoción porque es justo lo que muchos buscamos en estas lecturas y más en esta autora que tanto nos ha hecho sentir con sus otras novelas de género tan distinto a éste.
    Besos.

    ResponderEliminar
  25. Yo leí Maldita verdad y eché de menos algo también. No sé, pero creo que le podía haber sacado más partido.

    ResponderEliminar
  26. ¡Hola guapa!

    A mí lo que me echa para atrás es lo del ritmo lento, no suelen caerme bien los libros a los que les cuesta desarollar la trama.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  27. La tenía anotada como posible pero la he terminado dejando pasar.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario