martes, 29 de agosto de 2017

“La sustancia del mal” - Luca d’Andrea

Para refrescarnos un poquito, hoy nos trasladamos a un paisaje nevado con uno de los best-sellers del verano: “La sustancia del mal”

Éstas son mis impresiones


Luca d’Andrea

Luca D'Andrea nació en 1979 en Bolzano, Italia, donde vive y trabaja como profesor. Tras escribir la trilogía juvenil Wunderkind, en 2013 fue guionista de la serie documental Mountain Heroes sobre el equipo de rescate alpino, que inspiró su primer thriller, La sustancia del mal, vendido a más de treinta países aun antes de su publicación y convertido en un fenómeno editorial sin precedentes. Publicado en Italia en 2016, entró directamente en la lista de más vendidos, está siendo traducido a treinta y cinco idiomas y será adaptado como serie de televisión internacional por los creadores de Gomorra



Datos técnicos

Título: “La sustancia del mal”

Autor: Luca d’Andrea

Editorial: Alfaguara

Publicado por primera vez en junio de 2017

Encuadernación: Tapa blanda con solapas

ISBN: 9788420426440

Páginas: 472

PVP: 20,90 Euros en papel



Argumento

En 1985, durante una terrible tormenta, tres jóvenes son brutalmente asesinados en el Bletterbach, un enorme cañón tirolés cuyos fósiles cuentan la historia del mundo. Treinta años más tarde, el documentalista estadounidense Jeremiah Salinger se instala en la pequeña localidad alpina junto a su mujer y su hija pequeña y, a medida que va conociendo a los habitantes de la comunidad, se obsesiona con ese caso nunca resuelto. Nadie a su alrededor desea remover el pasado, como si aquel sangriento acontecimiento llevara consigo una maldición, y todos parecen esconder secretos inconfesables.



Impresiones

Jeremiah Salinger es un americano que hace documentales junto a su amigo Mike, fotógrafo. Tras una serie de éxito, Jeremiah, su mujer y su pequeña hija de cinco años se instalan en una pequeña población de los Alpes de donde ella es originaria. Allí ocurre un terrible accidente que deja a Jeremiah psicológicamente hecho polvo. Quizás por ello, empieza a obsesionarse con una historia antigua que ha oído contar: unos horribles asesinatos que ocurrieron en el cañón Bletterbach. El caso nunca fue resuelto y Jeremiah, a pesar de las súplicas de su mujer y de la oposición de todo el pueblo, decide investigar por su cuenta.

“La sustancia del mal” es una novela de corte negro a la que yo no calificaría -como se está haciendo- de thriller pues a mi entender le falta ritmo para ello. Pero sí es una novela bastante oscura y claustrofóbica por momentos debido, sobre todo, a los escenarios en los que se desarrolla

Y aquí estamos ante lo que, en mi opinión, es el punto fuerte de la novela: la magnífica ambientación. Teniendo como punto de partida el pueblo alpino Siebenhoch, situado en Tirol del sur, junto a las Dolomitas y centrándose en el cañón del Bletterbach, de Andrea nos traslada a un escenario blanco y frío, salvaje y profundamente perturbador. No conozco la zona salvo por fotos (unos familiares estuvieron cerca de allí precisamente hace unos meses) y el libro da ganas de conocerla pero también de no acercarse allí ni por recomendación. Obviamente, no es lo mismo ir en verano y ver si acaso a lo lejos algunas cumbres nevadas, que vivir allí y soportar temperaturas extremas y nieve durante la parte más fría del año. Como es el caso porque la historia tiene lugar, básicamente, en invierno. Un invierno duro, frío y blanco que a mi me ha causado una profunda inquietud. Es de esas novelas que transcurren en espacios abiertos pero de características tan extremas que me producen una profunda claustrofobia (recuerdo ahora mismo, de estas características pero en el extremo opuesto, el desierto de “La casa de los cactus” de Paul Penn. Las sensaciones son prácticamente idénticas.)

Entre estos escenarios destaca el Bletterbach, patrimonio de la Unesco. Un gran cañón, un enorme desfiladero que debe ser muy interesante desde el punto de vista geológico. Un lugar visitable pero que a mí, sinceramente, se me han quitado las ganas de visitar jajaja

Los escenarios son impresionantes y la novela está muy bien ambientada, logrando crear una sensación de asombro ante la naturaleza y de agobio ante su fuerza desatada.

Es una novela en la que destaca con fuerza Jeremiah Sallinger quien no sólo es protagonista sino también narrador. Así, en primera persona, nos irá contando sus cosas y veremos cómo se va metiendo en una vorágine de obsesiones que no parece que pueda llevarle a buen puerto. He conectado y no he conectado con este personaje pues aunque he entendido el punto de partida de lo que le pasa, lo cierto es que en la mayoría de los casos me daban ganas de darle un par de bofetadas para que dejase de hacer el tonto. Junto a él tenemos a Mike, su amigo y compañero de trabajo, un tío simpático. Annalise su mujer y su pequeña hija Clara, a la que ambos adoran. Junto a ellos aparecen algunos de los habitantes del pueblo, especialmente el padre de Annalise Werner y sus amigos. Precisamente Werner da pie al autor para hablar del Socorro Alpino, un grupo de hombres que, dada la cantidad de accidentes que tenían lugar entre excursionistas y aficionados a la montaña, decidieron de forma informal formar una cuadrilla de ayuda y rescate que acabó oficializándose

Aunque la historia transcurre en tiempo presente, todo va a estar relacionado con el pasado, con ese cruel crimen que ocurrió en el año 1985 en el seno de la peor de las tormentas. Tres jóvenes del pueblo fueron salvajemente asesinados y torturados y nunca se averiguó quién o quiénes fueron los culpables. Será un forastero a quien en principio no le va ni le viene el asunto el que decida rescatar los hechos y hablar con quienes conocían a las víctimas para intentar averiguar qué pasó. El problema es que nadie quiere remover ese pasado y se va a encontrar muchos obstáculos en su investigación. El primero de ellos él mismo, que va hundiéndose más y más en la miseria y en su propia obsesión hasta hacer peligrar su vida, su matrimonio y todo lo que más quiere.

El ritmo de la novela es medio, tirando a bajo en determinados momentos. Le cuesta mucho entrar en materia aunque finalmente lo consigue y el final depara algunas sorpresas -algunas bastantes sorprendentes valga la redundancia-. Pero ese lento principio ha lastrado mi lectura. También algunas cosas del final que no me han acabado de cuadrar. No puedo contarlas en la reseña porque sería desvelar aspectos esenciales de la trama pero, como digo, hay algunas cosillas que me parecen un poco traídas por los pelos y que han hecho que, aunque la novela me haya gustado en líneas generales, no haya sido para mí todo lo que esperaba.



Conclusión final

“La sustancia del mal” es una novela de intriga que relata la obsesión de un hombre por unos hechos que ocurrieron treinta años atrás y de los que tiene conocimiento por casualidad. Un descenso a los infiernos blancos en busca de la Bestia cuando quizás, sólo quizás, esa Bestia pueda estar en su interior

Podéis comprarlo en Popular libros


20 comentarios:

  1. Esta novela me intriga desde que la vi pero coincidís mucho en que no es un thriller y ese ritmo al que aludes me va a hacer descartar la. Muy buena reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Al fin puedo decir "ésta no la apunto" pero gracias por la reseña. Felices lecturas

    ResponderEliminar
  3. Hola!

    Pues me pasa como a Mª Ángeles, me llamaba la atención pero después de leerte a ti y alguna opinión más creo que la dejaré pasar.

    Un beso

    ResponderEliminar
  4. A mí me tienta esa ambientación pero con tanto por leer, inevitablemente algunas novelas que apetecen se van quedando atrás y me temo que a esta le va a tocar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Mira que me apetecía esta novela, pero algunas reseñas como la tuya me hacen dudar. Ya veremos...
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Al principio me llamaba la atención pero después de leer alguna que otra reseña creo que de momento la dejo pasar.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Vaya, a medida que leía tu reseña, me decía que era una lectura diferente, pero el último párrafo me deja un tanto descolocado; en principio, descarto su lectura. Besos.

    ResponderEliminar
  8. No me llamaba demasaiado la atención y al leer tu reseña, menos aún.

    ResponderEliminar
  9. Tenía claro ya que no era un libro para mí, ahora más todavía.

    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  10. A mi también me pareció su final algo extraño y no me cuadraba con el resto de la historia. Lo mejor...su ambientación. Besos

    ResponderEliminar
  11. Pues tenía buena pinta. pero si se va desinflando, mejor lo dejo correr por el momento.
    Gracias por la reseña ^^
    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola!
    Ami me suelen gustar mucho este tipo de libros, pero no sé porqué este no me termina de llamar la atención, así que yo lo dejo pasar
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola!
    No conocía este libro pero la verdad es que tiene muy buena pinta, estaré atenta a futuras reseñas para ver si finalmente me lo apunto o no...
    Un beso y gracias por esta reseña.

    ResponderEliminar
  14. Cada vez que paso por la librería me lo miro y me lo remiro, pero no termino de convencerme de llevarlo a casa. Si tuviera un ritmo ágil ni me lo pensaba, pero no me decido en base a las reseñas que llevo leídas. Besotes.

    ResponderEliminar
  15. Jajajaja vale yo en la reseña también digo que el personaje a veces me ponía negra, que obsesión más mala. A mi también me ha faltado algo ;)

    ResponderEliminar
  16. Me llamaba mucho la atención especialmente por las buenas reseñas del principio, ahora parece que son un poco más tibias. Así que de momento, como tengo mucho por leer, creo que lo dejaré pasar.
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Al principio me apetecía mucho pero poco a poco se me han ido pasando las ganas, quizás acabe dejándola pasar porque hay mucha novela en este género que merece la pena.

    Besitos

    ResponderEliminar
  18. Hola! No conocía el libro y pese a que me gusta mucho el género la verdad es que esta novela no me llama nada así que lo dejo pasar. Gracias por la reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  19. La claustrofobia tiene su encanto, cuando solo es dentro de un libro, claro, pero por ahora no echo tanto de menos el invierno. Eso si, si pasa por mis manos quizás le dé una oportunidad. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Lo tengo pendiente de lectura. Un beso

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario