martes, 8 de septiembre de 2015

"La puerta pintada" - Carlos Aurensanz

Tanto leer reseñas positivas sobre esta novela y con un argumento tan atractivo – que mezcla historia y novela de misterio- , ardía en deseos de hacerme con ella. Como veis, lo hice y me puse a leerla casi nada más incorporarla a mi librería particular. Las expectativas eran altas pero no se han visto defraudadas porque, os adelanto, el libro me ha encantado.
Éstas son mis impresiones

Carlos Aurensanz

Es licenciado en Veterinaria por la Universidad de Zaragoza y desarrolla su actividad profesional en el campo de la salud pública.
Aunque su interés por la Historia no es reciente, para él fue un hallazgo la lectura del Muqtabis, una crónica árabe escrita mil años atrás, en la que el historiador Ibn Hayyan relata, entre otros, los apasionantes acontecimientos ocurridos en torno a la ciudad natal del autor, Tudela, en aquella época convulsa. Tres años de investigación y de trabajo sobre este momento de la Historia, dieron como fruto Banu Qasi, su primera novela, que le valió un amplio reconocimiento por parte del público y la crítica, que con acierto lo considera uno de los valores con mayor futuro en el panorama de la narrativa histórica en nuestro país.
Ha escrito:
.- La puerta pintada, 
.- Banu Qasi. La hora del Califa, 
.- Banu Qasi. La guerra de Al Ándalus, 
.- Banu Qasi. Los hijos de casio, 
.- Banu Qasi. Los hijos de Casio.

Datos técnicos

Título: “La puerta pintada”
Autor: Carlos Aurensanz
Editorial: Ediciones B
Edición: de gran tamaño, tapa blanda con solapas
Publicado en febrero de 2015 
Páginas: 464
ISBN: 978-84-666-5611-5
PVP: 19.00 €

Argumento

Año 1949. La aparición de un cadáver junto al río está a punto de trastornar la vida de los habitantes de Puente Real, una tranquila ciudad de provincias en la posguerra. Es solo el primero de una serie de extraños crímenes que van a cambiar para siempre la vida de don Manuel, el médico forense encargado de la investigación.
Año 1936. Ha estallado la Guerra Civil. A su pesar, la vida de Salvador, un impresor simpatizante de las izquierdas, y la de su esposa Teresa, maestra en una escuela de la República, se ven arrastradas inexorablemente hacia la tragedia y la muerte.
Los protagonistas de estos dos momentos tejen de forma magistral una historia que es en sí misma un thriller, pero también una novela costumbrista que retrata la cerrada sociedad de la posguerra, sin rehuir el drama descarnado de la Guerra Civil y la posterior represión.

Cuenta, además, con elementos propios de una novela gótica, como el escenario principal donde se desarrolla la trama, la catedral de Puente Real, la vivienda del campanero ubicada en su tejado y, sobre todo, su magnífica Puerta del Juicio, en la que se revelan, dramáticamente esculpidos en piedra, los castigos que esperan a los pecadores. En medio de todo ello, una improbable historia de amor acaba por abrirse paso para conducirnos al desenlace final.
Carlos Aurensanz, reconocido autor de novelas históricas, realiza aquí una incursión en el mundo del suspense que ahonda en los móviles psicológicos de un asesino en serie, para traernos una historia emotiva y llena de recovecos, que atrapa desde el principio hasta el final.

Impresiones

Con “La puerta pintada” me estreno con este autor de novela histórica. Parece mentira que, gustándome como me gusta el género, no hubiera leído ninguna de sus anteriores novelas. Pero, como se suele decir, nunca es tarde si la dicha es buena y en este caso lo ha sido. Seguro que repetiré
“La puerta pintada” comienza en el año 1949 en un pueblo navarro llamado Puerto Real. En dicha población, que no puede ser más tranquila, comienzan a aparecer, asesinados, algunos de sus habitantes: la profesora, el notario… Todos ellos llevan unos números grabados en su espalda y la disposición de los cadáveres parece que representa algo. Don Manuel es el médico de la población, hace también de forense, y es amigo personal del policía encargado de la investigación, por lo que va a participar de forma activa en ésta. Al mismo tiempo, trabará amistad con el campanero de la catedral en el que va a descubrir un gran artista y a quien encargará la representación gráfica de las dovelas de la portada de la catedral para una obra que tiene en mente.
La novela está estructurada, en cuanto a contenido, en torno a dos tramas. La primera es la que os acabo de contar. Esta trama, que corresponde a la primera y tercera parte (estructuralmente la novela se divide en tres partes) me sorprendió muchísimo porque me esperaba encontrar una novela histórica pero no una novela de misterio. Y esta parte es, sin duda, una novela de misterio. Situada en la postguerra, sí, en el pasado, pero no deja de ser una novela de misterio en torno a la investigación de unos asesinatos. Y aún me sorprendió más cuando, faltando más o menos la mitad de la novela, se descubre quién es el asesino. ¿Y ahora qué, me pregunté? Pues ahora toca averiguar el porqué de los asesinatos; de nada sirve saber quién es el asesino si desconocemos los motivos que le mueven a actuar. Y entonces comienza la segunda parte, situada en plena Guerra Civil (en realidad, comienza unos días antes de su estallido). Y ahí sí que nos encontramos ya con una novela de ficción histórica que nos traslada a la Navarra del año 1936. En Navarra la guerra fue especialmente dura pues los nacionales -con el general Mola a la cabeza- persiguieron con mano dura, ya desde los primeros días del levantamiento, a los republicanos. En esta trama, nos encontraremos con Salvador, que regenta una imprenta, y su mujer Teresa, la maestra. De ideas republicanas, pronto van a ser perseguidos y han de separarse. Finalmente, en la tercera parte, la más cortas de las tres, volvemos al año 1949 y veremos cómo se resuelve todo.
Como digo, la novela se estructura en tres partes: la primera y la tercera se sitúan en el año 1949 y la segunda en el año 1936. La primera parte es la más larga y la tercera la más corta. La segunda es la parte más histórica mientras que la primera y la segunda son más una novela de misterio. En ambos casos, eso sí, nos lleva a la guerra civil y a la postguerra.
La novela se sitúa en un pueblo de Navarra llamado Puerto Real. En realidad, tal población es ficticia; no existe pero es fácilmente identificable la población real que subyace: Tudela. Los escenarios están bien dibujados y no es difícil “ver” en la imaginación los diferentes lugares que el autor describe: las calles de la población, su catedral, etc… Entre ellos, la catedral tiene una importancia primordial, especialmente la torre del campanario y la famosa Puerta del Juicio. Aprovechando esta última, el autor nos da toda una lección de arte, describiendo con todo detalle las arquivoltas y las dovelas en ellas labradas. Esta puerta, aunque ahora no lo está, se supone que en su origen estaba pintada y de ahí el título de la novela. Es interesante darse un paseo por google para ver con detalle la catedral, la puerta y algunas de sus dovelas pero para facilitarnos la tarea la editorial nos ofrece, justo al final del libro, una serie de fotografías en blanco y negro donde se reflejan algunas de las dovelas, las que de alguna manera protagonizan la novela.
Los personajes están dibujados con mucho mimo de tal manera que al final de la novela tienes la sensación de haberlos conocido en realidad. Lógicamente, algunas de sus características se mantienen en un claroscuro hasta que los misterios que guarda la historia se van desvelando. Me ha gustado mucho el hecho de que no puedes evitar coger cariño a ciertas personas cuyo comportamiento no llega a ser del todo correcto. No me extiendo aquí para no desvelar nada importante pero cuando uno llega a conocer los motivos de determinados comportamientos, no puede evitar sentir una corriente de afinidad con su autor y, si no aplaudirlos, al menos comprenderlos y en cierta forma justificarlos.
La estructura de la novela es curiosa y, en cierta forma, un pelín arriesgada. Y es que, terminada la primera parte (algo más de la primera mitad del libro) el lector ya sabe quién es el asesino. Sin duda, faltando casi doscientas páginas, es ésta una opción arriesgada por parte del autor. Es más, antes de llegar al final de esa primera parte, ya se puede ir adivinando quién es. Lo que no se puede adivinar, sin ninguna duda, son los motivos que le llevan a actuar así y en este caso los motivos son muy importantes. Y para saberlos tendremos que retrotraernos unos años. Así comienza la segunda trama, la situada en la guerra civil. Una parte muy emotiva como lo suelen ser todas estas historias guerreras. Por mucho que se escriba sobre la Guerra Civil (o sobres las guerras mundiales), es casi imposible no encontrar una historia que conmueva al lector. Y ésta no es una excepción: la historia de Salvador y Teresa llega e implica. Una historia que perfectamente pudo ocurrir porque los hechos que relata ocurrieron en la realidad: parejas separadas por la guerra, delaciones absurdas, encarcelamientos sin sentido, muertes absurdas… Y cuando se juntan varias de estas situaciones con unos personajes que se hacen de querer tanto como Salvador y Teresa pues ocurre lo que ocurre: que nos interesamos por ellos y que entendemos lo que hacen y por qué lo hacen
Las dos tramas están narradas desde fuera por un narrador omnisciente que, con un lenguaje cuidado pero sencillo y asequible para el lector, de fácil lectura, nos va a envolver en sus palabras, implicándonos en la historia y haciendo que no podamos parar de leer. Porque sí, esta novela se devora como si de un thriller se tratara. Y, por supuesto, tiene giros y sorpresas, sobre todo al final que me ha parecido coherente con todo lo dicho y, en definitiva, redondo.

Conclusión final

Sin duda, tengo que recomendar esta apasionante novela. “La puerta pintada” es una muy buena novela de ficción histórica, muy bien escrita, con una estructura arriesgada, que combina dos géneros que me encantan: la novela histórica y la novela de misterio.

24 comentarios:

  1. Qué bien habláis todos de ella. Desde luego, parece un cóctel estupendo y bien equilibrado, que seguro que me gustaría.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Ya tenía ganas de leerla y me reafirmo después de tu reseña. Que buena pinta tiene...

    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. No tiene mala pinta y quizás más adelante lo lea. Ahora ya sabes que ando en otras cosas.

    ResponderEliminar
  4. Ya sabía que te iba a gustar . Un besote

    ResponderEliminar
  5. La apunté en cuanto empezaron a salir reseñas, pero aún no me he hecho con ella. Al final tienes tanto pendiente que inevitablemente se van quedando novelas en el camino, pero has vuelto a despertarme las ganas. Besos.

    ResponderEliminar
  6. Este tipo de novelas me suelen gustar mucho así que esta ya la tenía anotada, estoy segura de que también la disfrutaré
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Me encantan los libros ambientados en la Guerra Civil, así que no lo descarto.
    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  8. A mí también me encantó. Necesita un poco más de publicidad- hay que dársela! Besos

    ResponderEliminar
  9. No conocía la novela ni el autor. A mí tb me gusta mucho la histórica así que me la apunto, veo que te ha encantado.
    Gracias por la reseña, besos.

    ResponderEliminar
  10. Tenía clarísimo que te gustaría. Estupenda reseña!
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. La tengo en el lector esperando pero creo que le haré un hueco pronto.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  12. A mi me encantó por la forma tan singular de involucrar una obra artística en la trama.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Hola :) La verdad que tiene buena pinta, tu reseña invita y da ganas de leerla. Me la llevo apuntada, un besin^^

    ResponderEliminar
  14. Hace tiempo que está entre mis pendientes!! Me alegro ver que te ha gustado
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Yo, en principio, no estaba muy animada con esta lectura, pero me la recomendaron TANTO que al final me decidí. Me hubiera perdido una gran novela. Yo también repetiré con el autor. Besos.

    ResponderEliminar
  16. Pues me has dejado con muchas ganas.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  17. Anda mira, pues de este libro no tenía ni idea
    yo he leído los 2 primeros de Banu Qasi y aunque están bien, para mí gusto son un poco densos... pero el argumento es interesante y el período histórico quizá poco comentado
    Te los recomiendo encarecidamente ^^
    un beesote

    ResponderEliminar
  18. Le había echado el ojo a este libro hace tiempo. Me gusta la combinación de las dos tramas y su enclave temporal también me atrae muchísimo así que no me importaría leerlo, como los tantos y tantos que tengo apuntados jejeje. En fin, por falta de ganas no será. Besos.

    ResponderEliminar
  19. Sabía que te iba a gustar, a mi me encantó y como tu dices era una apuesta arriesgada develar el asesino en la mitad... pero mantiene la intriga con la otra trama.
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Hola! Parece muy interesante, no lo conocía, gracias por reseñarlo!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  21. Yo también estoy viendo muy buenas opiniones sobre este libro (sumo la tuya) y me lo apunto, definitivamente
    Besos

    ResponderEliminar
  22. Lo tengo en el lector y yo también estaba deseando de leerlo pero al final lo he ido dejando por falta de tiempo.

    ResponderEliminar
  23. No me importaría leerlo, y eso que no es el tipo de lectura que suele caer en mis manos =)

    Besotes

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario