martes, 9 de septiembre de 2014

"CAT: el día de la guerra" - Santiago Morata

Descubrí a Santiago Morata con “El constructor de pirámides”, novela histórica sobre el Antiguo Egipto que me encantó. Luego leí “La hija de Ra”, del mismo género, que me gustó de la misma manera.
Cuando el propio autor me habló de su última novela, primero me extrañó que cambiase tan radicalmente de género (aunque ya había un antecedente pues la anterior novela a ésta es de ciencia ficción); luego me pregunté si me gustaría a mí una novela sobre el independentismo catalán. Le di un par de vueltas pero finalmente la acepté pues suscitó mi curiosidad.
Hoy os dejo mis impresiones sobre una novela que toca un tema polémico: el del independentismo catalán.

Santiago Morata

Es Técnico de Empresas y Actividades Turísticas, experto en marketing, y trabajando en esta profesión. Simultanea su trabajo con la pintura y escritura.
Ha escrito:
.- CAT: El día de la guerra
.- El color del cielo
.- La hija de Ra

.- El constructor de pirámides

.- La sombra del faraón

.- Milenio de pasión. El destierro del Grial

Podéis ampliar información en su página web: http://www.santiagomorata.com

Datos técnicos

Título: “CAT: el día de la guerra”
Autor: Santiago Morata
Editorial: Nowtilus
Edición: tapa blanda con solapas
PVP: 19,95 €
Páginas: 448
ISBN: 9788499675787

Argumento

Gemma es empleada del Govern catalán. Una empleada menor, de ésas cuyo nombre no sale en los papeles ni ella en los medios, pero que realiza un importantísimo trabajo para el partido, siempre en pro de conseguir su sueño: la independencia.
Pero su mundo se va a desmoronar. Un día, como muchos otros, se queda a trabajar hasta tarde. Cuando por fin va a salir del edificio, tiene la desgracia de oir una conversación que nunca tendría que haber oído: en ella, Arcadi (un importante político, bastante alto en el escalafón) habla con un hombre de mirada fría; hablan de un próximo atentado. Gemma huye asustada pero no antes de que los dos hombres la vean.
A partir de entonces, tiene claro que es un elemento a extinguir. Si cuenta lo que ha oído, no sólo Arcadi iría a la cárcel sino que el partido, Cataluña, la independencia, se verían seriamente comprometidos
Se refugia en la casa de un antiguo noviete pero éste es pronto asesinado. Afortunadamente, un observador internacional, Mark, se hará cargo de su seguridad.
Mark y Gemma por una parte, un militar llamado Jero por otra intentarán hacer todo lo posible para que los atentados terroristas planificados por el gobierno catalán no se lleven a cabo.
Mientras tanto, la escalada de violencia es brutal. El Govern quiere la independencia y la quiere ya por lo que, harto de negociar con el gobierno español, decide tomarla por su cuenta. Adopta una serie de medidas como la expulsión de los no catalanes de Cataluña (quedándose con sus bienes inmobiliarios y con la mayoría de su dinero), el boicot a los productos y negocios no catalanes e, incluso, la anexión de territorios vecinos como Fraga, Castellón o Andorra.

Impresiones

Como podéis ver, el tema sobre el que gira la novela es controvertido. En este país los nacionalismos levantan ampollas y hablar sobre una guerra entre Cataluña y España por el tema de la independencia da yuyu. Pero Santiago Morata se atreve a coger el toro por los cuernos para contar una historia que es, ante todo y sobre todo, un thriller de lo más entretenido pero que, qué duda cabe, también hace pensar. Y, de paso, aprovecha para criticar y sacar los colores a todo el que se menea, especialmente los políticos que tergiversan los problemas siempre en su interés sin pensar en el bien de su pueblo al que, supuestamente, se deben y cuyo bien deberían buscar.
La (posible) independencia catalana se aborda en la novela desde diferentes puntos de vista: histórico, económico, social, político… Muy interesante el primero de ellos, el histórico. A Morata se le da muy bien la novela histórica, yo ya lo he comprobado en otras dos ocasiones. En este caso, se nota que se ha empapado de la historia catalana y ha pretendido ir más allá de la “oficial”, para contarnos la que él considera verdadera. Yo no soy experta en historia catalana; para nada. Por lo que no puedo decir si lo que cuenta es una versión mayoritaria entre los historiadores o no. Sí que hay trazas de que la documentación es buena y todo lo que cuenta parece estar basado en hechos irrefutables y es sostenido por historiadores, pero también que no se contiene una biografía de documentos consultados para poder contrastarlos o comprobar si son muchos o pocos. De los mismos hechos casi siempre hay, al menos, dos versiones. ¿Cuál es la verdadera? ¿La que creen la mayoría de los catalanes porque así se la han enseñado o la que expone aquí Morata? Yo no soy capaz de responder a esta pregunta ni realmente me interesa. Pero el libro me ha parecido interesante para que, quien quiera, lo utilice como trampolín para ir más allá. Da datos concretos sobre muchos aspectos; datos que se pueden investigar y contrastar para tratar de discernir qué pude haber de verdad en ellos.

La tesis de Morata de que los políticos han tergiversado momentos históricos para apoyar sus afanes independentistas parece de lo más pausible. Al fin y al cabo, hay muchos casos de éstos: la historia la escriben los vencedores y dan su versión
“Pensó que tal vez la clave fue la concesión completa de la autonomía en materia de educación. En el momento en que instruyes a tus hijos y les enseñas la historia de un pueblo, transmitiéndole unos valores, por muy falsos que sean, creas un adulto en potencia que va a defender esos valores y esa historia por encima de todo. Y a la cuarta generación, las mentiras se convierten en verdades a fuerza de repetirlas”.
En todo caso, aunque algunos hechos estén tergiversados, ¿qué más da? En realidad eso no cambia nada el sentimiento que puedan tener los catalanes y una posible independencia no se basa sólo en hechos históricos sino en otras cosas, ¿no? Una cultura, una lengua, un sentimiento… qué sé yo.
Yo con lo que me quedo es con una cosa que sí me ha parecido creíble: que los políticos mueven la realidad a su antojo para manipularnos. Casualmente, en un período de más o menos un mes he tenido ocasión de leer tres novelas, muy diferentes entre sí, que nos muestran lo manipulados que estamos: “Caos absoluto”, “El enigma de Rania Roberts” y ésta. Manipulación económica, política, social… Eso es lo que a mí más me importa.
No os equivoquéis: la novela no es un ataque a los catalanes ni a su espíritu nacionalista; en absoluto. Lo que critica Morata a través de los diferentes personajes es la utilización de medios violentos para conseguirla. Curiosamente, por entonces, los vascos habían ya conseguido una suerte de independencia, no formal pero sí material. Se habían convertido en una especie de parte de un Estado federal; regían sus destinos con total independencia pero dentro del Estado español y fruto de una negociación. Habían conseguido el beneplácito de Europa y eran reconocidos por todos los países. Su situación económica, política y social estaba estable e, incluso, habían recuperado su fuerza económica. Pero el Govern catalán pretende forzar a la presidenta española a darles la independencia y para ello usará las armas: el terrorismo de ETA es sustituido por el terrorismo manejado por los propios políticos. Eso es lo que critica la novela; eso y el forzar a quien no quiere a ser catalán. Por ejemplo, una de las primeras medidas que toma el gobierno es anexionarse Fraga (que está en Aragón aunque hace siglos hubiera períodos en los que perteneció a Cataluña), Andorra o Castellón. ¿Alguien ha preguntado a los aragoneses, castellonenses y andorranos si quieren ser catalanes?
Lo que demostramos es que los políticos os han dado una versión manipulada de la historia, pero el sentimiento nacionalista no es malo per se. Tú luchabas con las armas más legítimas por aquello en lo que creías, y eso es de lo más grande que hay. De hecho, creo que la independencia saldrá adelante, sean cuales sean las armas que los partidos utilicen, y en cierto modo, será el premio a la buena gente que habrá creído en ello y luchado con armas democráticas. Lo que debemos hacer es luchar por desenmascarar a los que creen que el fin justifica los medios y que la independencia por la que habéis luchado, sea un fin justo y legítimo con armas limpias, y no con el engaño y la manipulación”.
Sinceramente, creo que el autor no pretende herir susceptibilidades ni enfrentarse a nadie; aunque, por lo que he leído, en algunos sitios han vetado su novela e, incluso, ha recibido amenazas.
Lo que pretende, en mi opinión, es demostrar lo absurdo de utilizar las armas, de matar a gente, para conseguir la independencia. Ello ha de hacerse con medios democráticos y por cauces legales, que para eso existen. Porque, ¿qué pasaría si finalmente Cataluña consigue la independencia por el terrorismo y la guerra? ¿Qué consecuencias tendría para la gente, su economía, su vida diaria si se opone, no sólo a España, sino al resto de países? Pues nada, tendréis que leer los últimos capítulos del libro para saberlo…
Creo que, si os acercáis a esta novela con objetividad (seáis catalanes o madrileños, nacionalistas o no), os encontraréis con un thriller apasionante que plantea un tema peliagudo, sí, pero que lo resuelve con respeto. Que hace una feroz crítica pero no de lo catalán sino de los políticos en general, sean de la comunidad o el color que sean:
“A que durante años habéis visto pasar en vuestros partidos gobernantes, y quiero decir tanto en España como en Cataluña, corrupción, financiaciones irregulares, chanchullos políticos y económicos… Estáis acostumbrados a hacer la vista gorda, así que seguro que muchos sospechabais lo que había y lo dejabais correr. Al fin y al cabo, el tema histórico estaba ahí al alcance de cualquiera que quisiese indagar un poco en vez de creer a pies juntillas lo que os digan por sistema. Si eso mismo hubiese pasado en Alemania, los políticos estarían bien jodidos. O mira Islandia donde los llevaron a juicio por su gestión de la crisis…”
Por la novela pasan una serie de personajes de lo más variopintos. Mark, el observador internacional; Jero, el militar; Gemma; Samuel, un hombre de negocios de Fraga; Joan, el terrorista; o Arcadi, el político corrupto y asesino. Todos están bastante bien desarrollados y muchos de ellos son, como se suele decir, “todo un personaje”. En algunos aspectos, muchos de ellos parece que responden a tópicos pero, casi siempre, nos sorprenden con comportamientos que no esperábamos de ellos. La verdad es que todos me han gustado bastante pero el que más se ha ganado mi corazoncito es Samuel, un hombre con un corazón inmenso.
La novela es un thriller. No sé si podríamos denominarlo thriller político o thriller a secas; rozando o cayendo de pleno en la novela negra porque hay terrorismo, asesinatos, intentos de secuestro, amenazas, chantaje… Como cualquier thriller que se precie, Morata utiliza una prosa ágil y con ritmo. Alterna, más que escenarios, personajes y utiliza mucho diálogo.
El lenguaje que utiliza es coloquial, no exento de tacos. Personalmente, no me gusta el lenguaje soez, ni oírlo, ni utilizarlo, ni leerlo. Entiendo que a veces puede resultar necesario (no sé, unos matones pegando a otros, no creo que utilicen un lenguaje muy sofisticado), pero en otras no y no me gusta que se abuse de él como se hace en la primera parte de la novela. El autor pone tacos en boca de prácticamente todos los personajes y, digo yo, no todos hablarán igual, no? A medida que pasaban los capítulos, me ha dado la impresión de que se utilizaban menos palabrotas pero igual es que, como me suele pasar, una vez metida dentro de la historia, me voy dando menos cuenta de estas cosas…

Conclusión final

“CAT: el día de la guerra” es una novela absolutamente ficticia que plantea un tema que yo estoy segura de que no se va a dar nunca: una supuesta guerra entre España y Cataluña por la independencia de esta última.
Según el propio autor, estaríamos ante una ucronía que, según la Real Academia de la Lengua es: “Reconstrucción lógica, aplicada a la historia, dando por supuestos acontecimientos no sucedidos, pero que habrían podido suceder” y, aplicado a la literatura y según la Wikipedia es ” un género literario que también podría denominarse novela histórica alternativa, y que se caracteriza porque la trama transcurre en un mundo desarrollado a partir de un punto en el pasado en el que algún acontecimiento sucedió de forma diferente a como ocurrió en realidad (por ejemplo: los vencidos de determinada guerra serían los vencedores, o tal o cual rey continuó reinando durante mucho tiempo porque no murió fruto de las heridas recibidas). La ucronía especula sobre realidades alternativas ficticias, en las cuales los hechos se han desarrollado de diferente forma de como los conocemos. Esa línea histórica se desarrolla a partir de un evento histórico extensamente conocido, significativo, y/o relevante, en el ámbito universal o regional. Ese momento o acontecimiento común que separa a la realidad histórica conocida de la realidad ucrónica, se llama punto Jonbar.”
Una novela crítica con los políticos y que plantea que algunos hechos históricos han sido tergiversados por los políticos catalanes para servir de apoyo a sus pretensiones. ¿Cierto? ¿no? Cada uno que tome sus propias conclusiones
Pero, ante todo y sobre todo, es un thriller en el que hay asesinatos, terrorismo, persecuciones, militares, espías, buenos y malos. Una novela la mar de entretenida.
Podéis comprarla en Popular libros

34 comentarios:

  1. Pues no me llama mucho la atención, no es de los estilos que suelo leer, pero gracias por el aporte. Un besazo

    ResponderEliminar
  2. Parece muy bien documentada, del autor he leído La hija de Ra y me gustó pero esta vez no me animo, la temática que trata no es lo mío.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Este no me llama nada, lo dejo pasar.
    Un beso :D

    ResponderEliminar
  4. Del autor lei El color del cielo (una distopia) y la verdad es que me gusto como narraba. Esta no la descarto por el momento, porque ademas las ucronias siempre me han llamado la atencion. Besos

    ResponderEliminar
  5. No me importaría leerla. Me gustan este tipo de libros "históricos" y eso que tengo que reconocer que como extremeña estoy un poco harta de que lo único de lo que se hable en este país es del asunto catalán. Parece que en el resto de regiones no tenemos asuntos de los que es importante hablar.

    Bs.

    ResponderEliminar
  6. No se del todo si lograría disfrutar de esta novela.

    ResponderEliminar
  7. De Santiago leí El constructor de pirámides que me gustó mucho pero esta novela que nos traes hoy, a pesar de que te ha gustado y solemos coincidir, no sé si me animaré a leerla, no me atrae demasiado y prefiero ponerme antes con otras del autor que creo me gustarán más
    Besos

    ResponderEliminar
  8. No creo que Catalunya esté cerca de tener un grupo terrorista para conseguir la independencia xD (no digo que el autor piense que sí, solo que me ha hecho gracia). Igualmente, no sé si me llama. Todo el tema de la manipulación política me gusta, pero el tema en sí me toca de cerca, al fin y al cabo soy catalana, y no sé si me gustaría leer ciertas cosas. Tampoco es que lo haya visto en ninguna librería xD. Pero bueno, si lo veo, me pensaré si leerlo o no.

    Gracias por la reseña :)
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  9. Bueno, creo que hay que tomarla como un thriller trepidante, como "Caos absoluto", por ejemplo, como bien indica Laky. Es verdad que es una cuestión que nos toca muy de cerca y nos puede dar repelús a los catalanes, pero oye, la ficción, si es buena y original, siempre es impactante. Bss

    ResponderEliminar
  10. Me ha sorprendido el giro tan radical que ha tomado Santiago Morata, acostumbrado a encasillarlo como autor de novelas históricas. Este tipo de thrillers no me terminan de convencer, pese a que veo que están de moda. Besos.

    ResponderEliminar
  11. A ver si tiene éxito, si vende. Será interesante, porque me parece que a lo mejor el autor se ha pasado un poco.
    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Buf, por una parte me llama, por la otra... No sé sino acabaría muy cabreada con ella. Y en parte es por eso de que supuestamente, nos han cambiado la historia para hacernos creer algo que no es... Lo siento, pero no lo comparto. Lo que contaban mis libros de historia es igual a lo que contaban en el resto de España, no me han engañado en nada, no al menos a los niveles que parece que plantea el libro. Te pueden dar una versión más o menos sentida, pero la historia, es la historia.
    También puede ser que esté muy cansada de este tema... No se puede añadir a Catalunya a gente que no quiera serlo (por lo que dices de Aragón, Andorra, etc. aunque si habla de Fraga, hay algunos que si querrían), pero tampoco se nos puede meter a todos los catalanes en el mismo saco, y se hace.
    En fin, de momento, no creo que la lea.

    ResponderEliminar
  13. Si es que necesito más tiempo, mis lecturas se acumulan. Desde hace meses está esperando. Besos.

    ResponderEliminar
  14. Si quito todo el tema del independentismo lo mismo podría disfrutar de la novela, por esa conversación misteriosa que menciona la sinopsis. Se ve que te ha gustado y has dejado muy claro que hay detrás de esta novela, pero no sé Laky. De hecho he leído más sobre este libro porque la has reseñado pero ni la cubierta ni el título me llamaban. Besos

    ResponderEliminar
  15. Veo por tu reseña que la parte de puro thriller predomina sobre el resto. Yo tengo que decir que al ver un poco por dónde iban los tiros del argumento he pensado que algo no me acaba de llamar o encajar con esta novela. No sé, me gustan estas ficciones que reinventan un poco una realidad cercana, pero esta tiene algo que me chirría.

    Un besote y gracias por traerla :)

    ResponderEliminar
  16. Entiendo que esta novela, hay que tomársela como lo que és, una novela de ficción, por lo que no debería herir sensibilidades, ahora bien, en un momento tan sensible como el que vivimos, no sé si plantearse esta historia como se la plantea el autor es una buena idea.
    A mi en particular, como catalán no independentista, aunque entiendo que es ficción, me parece un poco oportunista, demagógica y provocativa, y justamente como lo que requiere el momento es buscar puntos de encuentro y no de provocación, no la voy a leer para que no me hierva la sangre¡¡¡ Gracias por la reseña¡¡

    ResponderEliminar
  17. Yo también conocí al autor con El constructor de pirámides. Este libro la verdad es que no termina de llamarme la atención.
    Besos.

    ResponderEliminar
  18. La verdad es que parece interesante aunque el tema no me llama mucho algo de curiosidad si que tengo, besotes

    ResponderEliminar
  19. Comparto la opinión de Ful Navalon, yo soy catalana no independentista, pero creo que me cabrearía leer según que cosas por muy ficción que sean..porque pienso que NO es el momento para este tipo de novela, lo veo provocativo y puede crear bastante controversia.

    ResponderEliminar
  20. Se ve interesante, y aunque en este momento no me animo a ir con ella, la voy a tener presente; gracias por la reseña.

    Besos.

    ResponderEliminar
  21. No me llamaba la atención , pero después de leer tu reseña apuntado queda jejeje

    ResponderEliminar
  22. Pues pinta bien, me lo apunto por si tuviera ocasión de leerlo. Besotes.

    ResponderEliminar
  23. Pese a que me gustan los thrillers, este no me llama especialmente la atención... La dejo pasar.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  24. A mi me ofrecieron el libro y la verdad como catalana independentista me pareció un libro oportunista para echar más leña al fuego. Luego, he seguido sus fuentes y claro, a ver que este señor me niegue verdades que no me han impuesto sino de las que hay documentos, algunos de los cuáles no tenemos por cierto, todavía (qué hacen nuestros documentos en Salamanca dónde nadie los precisa ni los estudia?) y de los que sus propios paisanos, aragoneses catedráticos de prestigio junto a catalanes historiadores de prestigio han escrito muchísimos estudios, me parece de juzgado de guardia. Y viendo la filiación política del señor en cuestión, su escaso éxito (aquí en Catalunya no ha sido vetado, entre cosas porque somos demócratas...ya le gustaría a este hombre ser Sánchez-Piñol), pues lo mejor es dejarlo pasar. Lo que sí me pregunto es cómo Nowtilus publica este libro después de haber publicado a Luis Zueco, excelente historiador, riguroso y documentadísimo, con el que, curiosamente, disfrutamos de la batalla de Muret durante el reinado de Pere el Cerimoniós (que según Morata jamás fue ni rey y menos de una tal Corona de Aragó, que presuntamente tampoco existió). Pienso que para escribir provocaciones ya tenemos unos cuantos periódicos y el gran difusor de ellas, Interceconomía. Y en cuanto a la corrupción de los políticos, por favor, no quisiera decir que el gobierno en pleno debería estar en la cárcel de por vida y en cuanto al talante de los catalanes pues, no, no somos terroristas y jamás lo seremos. Otros sí han utilizado la fuerza y mejor les ha ido ya que hace años que no tributan a Madrid pero los catalanes no somos vascos. Somos catalanes.

    ResponderEliminar
  25. A pesar de ver qué has disfrutado mucho con este thriller, no es una temática que ahora mismo me apetezca.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  26. Muy interesantes los comentarios.
    Alguien por arriba dice que la historia es la historia, pero no es del todo cierto, al fin y al cabo, sobre un mismo hecho hay tantas versiones como personas que lo vieron, y la historia la escriben los vencedores.
    Y sobre la novela, no termina de llamarme la atención.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  27. Aix... es un tema muy complicado y a pesar de ser un thriller y tratar la ficción creo que no es una novela que deba leer, no dudo que este señor se habrá documentado pero no me apetece nada leer sobre una guerra entre Catalunya y España, ayer que precisamente estuve en la V que se hizo en Barcelona, nos comentaba una señora gallega que pensaban que en Catalunya nos matábamos o se vetaba a los españoles o se hablaba aquí sólo en catalán y que si no te entendía alguien pues ajo y agua... y creo que nada más alejado de la realidad, precisamente el deseo independentista intenta trasmitirse desde la no violencia y fuf, leer sobre una guerra no ayuda sino todo lo contrario, puede llevar a la gente a equivocarse sobre como somos los catalanes o como es Catalunya o quizá soy yo la equivocada al decir esto sin haberlo leído pero... este no me lo llevo :)

    ResponderEliminar
  28. No creo que la lea, me parece un tema muy oportunista y aunque sea ficticio creo que contribuye a crear nubes de niebla del sentimiento catalán. Yo invito a todo el mundo a que venga a Catalunya y visite nuestra tierra se darán cuenta que no somos como nos venden los politicos de aquí y de allí.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  29. No me importaría leerla y conocer mejor este tema, de paso estrenarme con el autor, y sí además se le da bien el género histórico estoy seguro de que lo voy a disfrutar,
    besucus

    ResponderEliminar
  30. Este no me llama... por las reseñas que he ido leyendo y demás, creo que no...

    Besotes

    ResponderEliminar
  31. Quiero leer antes El constructor de pirámides que lo tengo pendiente
    Besos

    ResponderEliminar
  32. Después de leer su reseña, me he animado a leer el libro, así que ahora que empiezo mis vacaciones me lo llevaré. Como andaluz, y familiar de emigrantes que viven en la actualidad en Tarrasa y Sabadell, tengo muy mal concepto de los independentistas catalanes. Mi familia allí, que se sienten españoles, tienen que ocultar su sentimiento, e incluso, asistir a manifestaciones pro independentistas, a fin de no quedar señalados como españolistas y quedar estigmatizados para siempre, pudiendo perder el empleo. Ellos sienten una presión tal que algunos, han regresado, los hijosnyanestan estudiando bachiller aquí, con la intención de quedarse definitivamente. No he leído el libro, pero por lo que veo en na prensa y me cuentan mis parientes, aquello va a terminar, si no se les para los pies de forma drástica, en un baño de sangre, y no serán los Mas o Junqueras los que pierdan la vida, será la población que va de buena fe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no es verdad,gente como tu hace daño a españa

      Eliminar
  33. Después de leer su reseña, me he animado a leer el libro, así que ahora que empiezo mis vacaciones me lo llevaré. Como andaluz, y familiar de emigrantes que viven en la actualidad en Tarrasa y Sabadell, tengo muy mal concepto de los independentistas catalanes. Mi familia allí, que se sienten españoles, tienen que ocultar su sentimiento, e incluso, asistir a manifestaciones pro independentistas, a fin de no quedar señalados como españolistas y quedar estigmatizados para siempre, pudiendo perder el empleo. Ellos sienten una presión tal que algunos, han regresado, los hijosnyanestan estudiando bachiller aquí, con la intención de quedarse definitivamente. No he leído el libro, pero por lo que veo en na prensa y me cuentan mis parientes, aquello va a terminar, si no se les para los pies de forma drástica, en un baño de sangre, y no serán los Mas o Junqueras los que pierdan la vida, será la población que va de buena fe.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario