jueves, 20 de marzo de 2014

"La tristeza del samurái" - Víctor del Árbol

Si hay algo que el “mundo blogueril” me ha traído, es múltiples recomendaciones de autores y libros. Cuando ves un libro o un autor en un blog, y en otro, y en otro…, al final te quedas con él y sientes la necesidad de conocerlo. Eso me ocurrió con Víctor del Árbol. En realidad, le conocí por la que hasta ahora es su última novela, “Respirar por la herida”. No he leído reseña negativa de ella; al contrario, todo el mundo la pone por las nubes. No obstante, yo me he resistido durante muchísimo tiempo por una razón muy superficial: la portada. Probablemente sea muy acorde con el tenor del libro, muy adecuada y todo lo que queráis, pero a mí no me gusta; es más, me produce rechazo, me da casi yuyu. Por eso, decidí adquirir primero su anterior novela, “La tristeza del samurái” y luego ya, si eso, hacerme también con la otra (ya la tengo, por si os quedáis con la duda). Luego vino todo rodado: incluí al autor en el Reto Eternamente Pendientes de Cartafol, colgué una encuesta en el blog sobre la posibilidad de hacer una lectura simultánea de alguna de sus novelas, salió elegida ésta, la convoqué, se animó mucha gente, empezamos a leerla…. Y con mucha satisfacción digo que ha sido todo un éxito porque el libro nos ha gustado mucho. A mí, desde luego, me ha encantado, con todas las letras. Me ha fascinado y no tengo duda de que va a ser una de mis mejores lecturas de este año.
Éstas son mis impresiones

Víctor del Árbol


(Barcelona, 1968) es escritor de nacimiento. 
Es el mayor de seis hermanos y su madre le dejaba en la biblioteca desde la salida del colegio hasta la hora de cenar para poder acudir a su trabajo de limpiadora. Esto le permitió leer multitud de libros que alimentaron su vocación de escritor.

Fue seminarista durante cinco años, en el seminario de Ntra. Sra. de Montealegre, para más tarde cursar estudios de Historia en la Universidad de Barcelona y trabajar, actualmente, de Mosso d´esquadra para la Generalitat, trabajo que le ha permitido acercarse, desde 1992, al aspecto más humano de las personas, a las que describe de forma magistral en sus obras.

Recibió el Premio Tiflos por su primera novela, El peso de los muertos, con un prestigioso jurado formado, entre otros, por Luis Mateo Díez, Soledad Puértolas y Manuel Longares.
Ha escrito:
.- “El peso de los muertos”
.- “La tristeza del samurái”
.- “Respirar por la herida”

Datos técnicos

Título: “La tristeza del samurái”
Autor: Víctor del Árbol
Editorial: Alrevés en su edición de gran tamaño /DeBolsillo en su edición de bolsillo
Páginas edición de bolsillo: 415
ISBN: 978-84-99895116
Precio: 20 euros/ 9,95
Publicado en 2011


Argumento

La acción transcurre, en forma paralela, en dos lugares y dos momentos distintos: Extremadura 1941, Barcelona 1981
En el año 1941 Isabel, la mujer del influyente Guillermo Mola, desaparece cuando va a tomar un tren. Huía de su casa con Andrés, su hijo pequeño, tras verse implicada en una conspiración para matar a su marido. Poco después, Marcelo Alcalá, el profesor de Andrés, es acusado de haberla matado.
En Barcelona, 1981, la muerte de Isabel no se ha olvidado y, de una u otra forma, va a marcar las vidas de los descendientes de las dos familias implicadas.
Complots, venganzas, acusaciones infundadas, poderosos, secuestros, asesinatos… todo ello en una novela fascinante.

Impresiones

Sabía que me iba a gustar esta novela pero lo que no sabía es que me iba a gustar tantísimo, hasta convertirse en uno de los mejores libros que llevo leídos este año.
Son varios los pilares que sustentan una novela que no puedo sino calificar como perfecta: la historia, los personajes y el estilo narrativo del autor.
La historia es apasionante. Una historia compleja, con múltiples facetas y caras que se van desvelando poco a poco, encajando las unas con las otras a la perfección en un puzle magistral. Cuando llegas al final y encajas la última pieza, logrando una visión de conjunto, te das cuenta de la gran complejidad que tiene la trama y de la maestría de la que hace gala el autor al desarrollarla tan bien.
La historia no tiene desperdicio y resulta interesante de principio a fin. Para darnos una visión más completa, el autor la desarrolla en dos subtramas que transcurren de forma paralela. Dos subtramas que, al principio, no parecen tener nada en común. ¿Qué tendrán que ver Isabel y María? me preguntaba yo al principio en un tweet. Poco a poco, reconociendo algún apellido, encajando alguna pieza, vamos comprobando que todo lo que nos va contando Víctor forma parte de una complejísima trama, a la que no le falta ni le sobra nada, engarzada de forma magistral.
Son dos tiempos, dos escenarios, en los que se desarrolla la historia. Un pueblo extremeño en plena postguerra, la ciudad de Barcelona de la casi recién nacida democracia española. Dos momentos convulsos, en los que lo peor parece que ya ha pasado pero en los que las consecuencias de lo que ocurrió (guerra, franquismo) todavía se hacen notar. En la Historia, en la política y, a nivel personal, en los protagonistas de la historia.

Me esperaba encontrar una novela negra, claro, pero no esperaba encontrarme una novela histórica. Y “La tristeza del samurái” lo es, sin duda. Los momentos históricos en los que se desarrolla la historia tienen una importancia transcendental pues muchos de ellos no podrían haber ocurrido en ningún otro lugar. Los dos escenarios espacio-temporales están descritos con mucho mimo, con todo detalle, de tal manera que nos trasladan sin ningún esfuerzo a aquellas épocas, haciéndonos partícipes del ambiente enrarecido que se respiraba.
El segundo pilar en el que se sustenta esta gran novela es los personajes. “La tristeza del samurái” es una novela coral en la que quizás tiene más protagonismo María pero en la que el resto de personajes no pueden considerarse simples secundarios sino que tienen también una importancia capital. Son unos cuantos los personajes que protagonizan esta novela; no obstante, todos ellos están trazados a la perfección, caracterizados hasta el mínimo detalle.
En el pasado tenemos a Isabel Mola, la causante de todo. Aunque su papel es mínimo pues sólo sale en un capítulo, su vida y su muerte mueven los hilos del resto de personajes. Junto a ella tenemos a su marido, el aborrecible Guillermo Mola, sus dos hijos Fernando y el pequeño y especial Andrés, el tutor de este último y el poderoso Publio.
En el año 81, tenemos a María, una abogada de éxito, separada de su marido y que mantiene una nueva relación. Hace unos años ha defendido un caso, consiguiendo lo que parecía imposible: la condena de un policía por maltratar a un detenido. Junto a María, tenemos al policía y su hija, el detenido y algunos personajes del pasado que van a irrumpir en su vida.
Los personajes son magníficos. Trazados a la perfección, con unas personalidades muy marcadas y, en casi todos los casos, malos malísimos.
Finalmente, el tercer pilar que sustenta esta novela es el estilo impecable del autor. Es ésta una novela muy bien escrita, en la que Víctor del Árbol hace gala de un estilo impecable, algo descarnado a veces, no lo voy a negar. Hay escenas duras, muy duras, y hay momentos en las que la novela hace daño. No voy a ocultar que he sufrido con la novela y he llorado porque me estaba haciendo daño. No da respiro con tanta maldad. Pero no es una maldad gratuita ni el autor busca la lágrima fácil; es algo que viene dado por la historia y por los personajes, no puede ser de otra forma, ni siquiera el final. No es algo negativo, por supuesto; no, al menos, en mi caso, es difícil que olvide una novela que me toca la fibra sensible, que me hace sentir. Aunque duela, son las mejores, sin duda.
La novela es muy intensa, no te deja un respiro. No es una novela de ésas de lectura rapidísima; no obstante, tiene un ritmo constante y más bien rápido, pero no vertiginoso a la manera de un thriller. Es una novela que, por un lado, pide ser leída con calma para disfrutar de todos sus matices y del exquisito estilo del autor pero que, por otro, no puedes evitar devorar porque necesitas saberlo todo.
Anfiteatro de Mérida
Una cosa positiva que le he encontrado (otra más) es que el autor nos va desvelando poco a poco lo que pasó, para que sea el propio lector el que ate cabos. No se saca ases de la manga, no llega a conclusiones absurdas ni disparatadas, sino que da la impresión de que pasa lo que tenía que pasar, ni más ni menos. Es una historia creíble y pausible, con unos personajes igualmente creíbles.
La novela habla de amor y desamor, de venganzas, de traiciones, de falsas acusaciones, de malos tratos, de culpas, de desgracias heredadas de nuestros padres. Todo ello en una novela negra, negrísima, en la que la maldad campa por sus anchas

Conclusión final

Si sois aficionados a la novela negra, si os gustan las novelas intensas, con personajes increíbles, no os podéis perder “La tristeza del samurái”. Una novela redonda, a la que no le puedo poner ni un solo “pero”. Una novela de un autor que se vislumbra como uno de los mejores escritores de novela negra que tiene este país.
Muy, muy, muy recomendable.

Podéis comprarlo en Popular libros


34 comentarios:

  1. Está, claro no, clarísimo... Debo leerla! Vuestros comentarios a lo largo de la lectura conjunta ya dejaban ver lo mucho que tod@s la estábais disfrutando. Pero tu reseña no deja lugar a dudas. La clasificas de perfectas y de muy, muy, muy recomendable.... Hay que leerla sí o sí.
    Muchas gracias por tu reseña y recomendación!
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Ya sabes que coincidimos. Es una de mis mejores lecturas del año con seguridad.

    Bs.

    ResponderEliminar
  3. ¿¿Mundo blogueril??? Jeje.
    Me apunto el libro!

    ResponderEliminar
  4. Este también lo voy a pasar al reto de los eternos pendientes, así me obligo a leerlo, me ha gustado mucho tu reseña, besotes

    ResponderEliminar
  5. No termina de llamarme mucho. Gracias por la reseña!

    ResponderEliminar
  6. Ya sabía yo que te ibas a dar cinco estrellas. Estoy de acuerdo en todo lo que dices.

    ResponderEliminar
  7. Ya me la había apuntado al ver vuestros comentarios en twitter pero después de leer la reseña no me queda ninguna duda de que tengo que hacerme con ella cuanto antes
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Está claro que hay que leerlo sí o sí...!!! :)

    ResponderEliminar
  9. He leído ya muy buenas críticas sobre este libro. Me llama la atención, sobre todo, lo que dices de la novela histórica. No tendré más remedio que leerlo, me sacrificaré, ;D. Abrazos.

    ResponderEliminar
  10. Tengo programada la reseña para el domingo y coincido 100% contigo. ¡Un libro perfecto! Estamos teniendo una suerte inmensa con las lecturas conjuntas este año.

    ResponderEliminar
  11. Qué buena reseña Laky. A mi también me ha encantado!!

    ResponderEliminar
  12. Me alegro que lo disfrutaras. A mí se me desinfló en la segunda mitad, con tantos giros argumentales que casi convertían en estereotipos a los personajes. Demasiado malos los malos. Besos

    ResponderEliminar
  13. Ya la tengo apuntada!!, en cuanto pueda, voy con ella. Ya lo habíamos hablado y ahora después de leer tu reseña más!
    Besos!

    ResponderEliminar
  14. No conocía ni al autor ni la novela. Gracias por la informaicón!!
    Un saludooooo

    ResponderEliminar
  15. Dan ganas de leerla, sin duda. Por la portada parece otra cosa y buena la portada del otro que te da tanto repelús, la verdad que es un poco repulsiva, sí. Lo cierto que una portada puede hacer mucho daño, ya lo creo. Besos!

    ResponderEliminar
  16. Cualquiera la deja pasar tras leer tu reseña. He oído hablar del autor como uno de los grandes pero aún no me he animado a leerlo, en cambio tras leer lo que comentas de él creo que lo haré en breve.
    Besos!

    ResponderEliminar
  17. No termino de decidirme, pero tampoco lo descarto. Besos.

    ResponderEliminar
  18. Que quieres que te diga, genial, brutal, aquí no hay medias tintas de que sí o que no, es que sí y siempre.
    Pues no te queda nada que sufrir con Respirar con la herida. Yo creo que tendrán que pasar muchos años para que no esté entre las 5 mejores novelas que he leído nunca. Y sabes, creo que en un futuro la tendría que volver a leer para volverla a disfrutar.

    Me alegro un montón de que hayas disfrutado. Me siento un poco participe de ello por dar tanto la bara con Víctor, pero creo que ha quedado claro que el autor lo merecía.
    Saludos

    ResponderEliminar
  19. Precisamente leyendo una reseña de "Respirar por la herida" recordaba esta novela el otro día. Y es verdad que es especial. Me encantó en su día. La trama, el ritmo, los personajes. De esas novelas que parecen perfectamente mimadas, casi cuidadas hasta el último detalle. Y como lectores se agradece. Yo también diría que es prácticamente redonda.

    "Respirar por la herida", sin embargo, no termina de llamarme del todo.

    Besines!

    ResponderEliminar
  20. La verdad que me quedé con las ganas de participar en la lectura, pero no estaba disponible en la biblioteca. La tengo bien apuntadita para disfrutarla en cuanto pueda. Un beso :)

    ResponderEliminar
  21. Lo quiero, lo quiero y lo quiero!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  22. Es un autor al que tengo muchas ganas de leer, desde hace tiempo, a ver cuándo cae =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  23. Yo también me dejo llevar mucho por las críticas que leo por la red, y si la mayoría son positivas, por algo será¿no? Esta novela la tengo ya un tiempo apuntada...Un saludo

    ResponderEliminar
  24. Está claro que la has disftutado mucho, ha sido una buena lectura :)

    ResponderEliminar
  25. Aún no me he estrenado con el autor pero la que tengo en casa es Respirar por la herida así que empezaré con esa. Besos.

    ResponderEliminar
  26. A mi también me gustó mucho, mucho :)

    Besos.

    ResponderEliminar
  27. Pues con esta pinta y lo bien que la has puesto, ¡nos la apuntamos!

    ResponderEliminar
  28. Estoy de acuerdo contigo en todo. Víctor del Árbol me ha sorprendido muchísimo y espero disfrutar igual con Respirar por la herida.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  29. No me tienes Laky, no me tientes porque este libro tiene una pinta estupenda. Espero poder hacerme con él pronto que no es lo primero bueno que he leído de esta novela.
    ¡Muchos besos!

    ResponderEliminar
  30. Me alegro de que lo hayas disfrutado tanto.

    ResponderEliminar
  31. Totalmente de acuerdo contigo...una novela redonda que he disfrutado de principio a fin. Gracias por organizar la lectura simultánea. Besos

    ResponderEliminar
  32. Lo voy a leer seguro. Todos los ponéis por las nubes y por algo será.
    Un beso

    ResponderEliminar
  33. Una vez más coincidimos en nuestras impresiones, me encantó y lo disfruté muchísimo.
    Besos

    ResponderEliminar
  34. Vaya, parece que estamos en tiempos de literatura light, o pseudo, en todo caso lo que vende es el melodrama y el folletín, tanto en el audiovisual como en lo impreso.
    En definitiva, historias fantasiosas, que nada tienen que ver con la realidad ni con la imaginación creadora, propias para un público aculturizado y ávido de entretenimiento. Este autor, en su declaración a la prensa tras el conseguir el premio Nadal, dice "recordar desde la tristeza", ¡joder qué progre", en vez de decir "recordar con la tristeza". Esto me quita toda la curiosidad por leerle.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario