martes, 3 de diciembre de 2013

"Entre tonos de gris" - Ruta Sepetys

Este libro tuvo mucho éxito en la blogosfera hace algo más de un año. Fueron muchas las reseñas que tuve ocasión de leer y creo recordar que todas eran muy positivas. Lo tildaban de durísimo y buenísimo y no puedo sino estar de acuerdo con ambos calificativos.
Mis ganas de leerlo eran tremendas pero parecía que nunca le llegaba el turno, a pesar de que hacía tiempo que lo tenía en el kindle. No obstante, por fin le llegó la ocasión. Y es que esta semana que viene, la autora viene a mi ciudad y voy a tener ocasión de conocerla y entrevistarla. Así que, por una parte, decidí comprar este libro en papel para que me lo pudiese firmar y, por otra, leer tanto éste como su recién publicada nueva novela, “El color de los sueños” y así poder acudir a la entrevista con conocimiento pleno de toda su obra.
Éstas son mis impresiones sobre esta conmovedora novela

Ruta Sepetys

Ruta Sepetys (Michigan, Estados Unidos) es hija de un refugiado lituano. 
Antes de fundar su propia productora de música en Nashville, donde vive actualmente, vivió en París y en Los Ángeles.
Entre tonos de gris, su primera novela, es un homenaje a su padre y a las miles de víctimas de la región báltica que acabaron sus días en el Gulag estalinista. La autora ha llevado a cabo un intenso trabajo de investigación, que incluye entrevistas con familiares e historiadores. El resultado es esta magnífica novela que ha entrado directamente en las listas de los más vendidos en Estados Unidos poco después de su lanzamiento, y que se publicará en más de veinte países.


Su última novela es “El color de los sueños”

Podéis saber más de ella en: 
www.rutasepetys.com
www.betweenshadesofgray.com

Datos técnicos

Título: “Entre tonos de gris”
Autora: Ruta Sepetys 
Traductora: González-Gallarza, Isabel
Editorial: Maeva, colección de bolsillo 
Páginas: 294
Páginas: 472
ISBN: 9788415140672
Precio: 8,90 euros

Argumento

Nos encontramos en junio de 1941 en Kaunas, Lituania. El país ha sido anexionado hace un tiempo por Rusia. Lina tiene quince años y le encanta dibujar. Lo hace muy bien y ha sido admitida en una prestigiosa escuela de arte. Tiene un gran futuro por delante.
Pero su futuro se va a truncar porque los soviéticos consideran a su familia antisoviética y, junto a otros muchos intelectuales, van a ser detenidos una nefasta noche en su casa y deportados a Siberia. Su padre ya había desaparecido hace unos días; ella, su hermano de diez años Jasón y su madre Helena, tienen la “suerte” de ser deportados juntos.
Son metidos en un vagón de transporte, en pésimas condiciones y, tras un penoso viaje al que alguno de sus compañeros no sobrevivió, llegan a un campo de trabajo siberiano.
Lina es una joven con mucho carácter y ha decidido sobrevivir. Hace dibujos para explicar con imágenes todo lo que los rusos están haciéndoles y para intentar contactar con su padre. Sus penalidades y las de sus compañeros nos pondrán los pelos de punta.
Aquí podéis leer el primer capítulo: http://www.maeva.es/repositorio/lecturas/entre-tonos-de-gris-inicio-001.pdf

Impresiones

Cada vez tengo más claro que este género o subgénero –el de las novelas situadas en la Segunda Guerra Mundial- es uno de mis preferidos. Son siempre historias duras, que te pellizcan el corazón pero que merecen la pena leer por muchos motivos: porque son historias preciosas, porque siempre aprendemos algo y porque lo mínimo que podemos hacer es recordar a las víctimas.
Son varios los libros de este tipo que he leído este año y todos han recibido la máxima valoración: “La bibliotecaria de Auschwitz”, “La lista de los nombres olvidados”, “Todo lo que caben en los bolsillos” y éste y, como digo, todos me han encantado. Puede parecer un tema manido, repetido hasta la saciedad pero lo curioso es que siempre hay algo, en cada libro hay algo, que lo hace diferente y original.

También en esta ocasión lo hay: no serán en este libro los judíos las víctimas de los nazis sino los lituanos víctimas de los rusos. Es curioso: cada vez que leo un libro de este tipo y lo comento con mi marido me dice que Hitler no fue el único que hizo cosas horribles en la Segunda Guerra Mundial. Que Stalin hizo lo mismo o parecido, o incluso peor, matando a millones de personas. Y yo lo sabía, por supuesto. Las cifras de muertos en sus manos se cuentan por millones en cualquier libro de historia. Pero no les había puesto nombre y cara, no había leído ninguna novela (creo) que lo reflejara. Por eso esta novela, me ha parecido original –para mí- y muy instructiva..
Para que os hagáis una idea: Stalin fue el causante directo de la muerte de más de veinte millones de personas. ¡Veinte millones, que se dice pronto! En los países bálticos, murió una tercera parte de su población. Los propios países desaparecieron dentro de la URSS y tardaron mucho tiempo en recuperar su identidad. Mucha gente fue deportada y pasó grandes penalidades en campos de trabajos siberianos. No os creáis que, tras terminar la guerra, fueron liberados porque no es así. Pasaron entre quince y veinte años en Siberia y no fue hasta la década de los cincuenta que se les permitió regresar a sus países. A sus países, que no a sus casas, de las que se habían apoderado los soviéticos. Fueron tratados como criminales, despojados de todo, confinados en áreas restringidas, sin poder contar lo que habían sufrido. Estaba prohibido hablar de las deportaciones y los asesinatos; para muchos rusos, eso nunca había sucedido. Tremendo, ¿verdad?
Con esta novela, podemos llegar a sentir lo que todo aquello fue. Y ello bajo la piel de una chica de quince años. Una chica normal, de una familia normal que, de la noche a la mañana, por ser su padre profesor de Universidad, son considerados criminales. La policía rusa irrumpe en su casa y les da unos minutos para meter sus cosas en una maleta. Son llevados a la estación y allí hacinados, como ganado, en un tren. Hay de todo: ancianos, niños, incluso una mujer que acaba de dar a luz. Las condiciones del viaje son penosas y algunos, los más débiles, no logran sobrevivir. Lo que les espera al llegar a Siberia no es mucho mejor. En una choza sin ningún tipo de condición higiénica, sin apenas un mendrugo de pan para alimentarse y con el miedo siempre a su espalda, intentan por todos los medios sobrevivir. Y lo peor está por llegar: el terrible invierno siberiano se acerca.
La historia está contada desde el punto de vista de Lina, una chica que enseguida nos caerá genial. De carácter fuerte, con ideas muy claras, orgullosa de ser quién es, aprenderá a manejarse en una situación que nadie debería haber vivido. Con ella conoceremos a su hermano Jasón y a su madre, una mujer estupenda. Y a algunos de los que les rodean en las penurias que sufren, sus compañeros de fatigas. A pesar de ser un libro corto (menos de trescientas páginas en mi versión de bolsillo), los personajes están bien desarrollados y resultan muy humanos y creíbles. Entre ellos hay de todo: desde los más solidarios, que son capaces de quitarse su mendrugo de pan de la boca para dárselo al más débil, como los más egoístas (el calvo), pero todos ellos tienen su propia personalidad y carácter y son perfectamente identificables.
La autora no se deleita en los sucesos más escalofriantes pero tampoco pasa de puntillas por ellos. Así, hay escenas duras, que nos ponen los pelos de punta. Me he estremecido y horrorizado en ocasiones y llorado unas cuantas veces. El librome ha hecho daño, no lo voy a negar. Es imposible leerlo y quedarse indiferente. Duele ver hasta dónde puede llegar la maldad humana; cómo personas, que se supone son hombres, pueden comportarse peor que bestias. Es un libro que estremece, que a veces he tenido que dejar reposar un dato para poder respirar. Sin embargo, creo que es un libro que hay que leer. Porque la historia es preciosa y el libro es una maravilla pero también porque hay que recordar estas cosas. Como homenaje a las víctimas y como recordatorio para que no se vuelvan a repetir.

La prosa de la autora es deliciosa. Cuidada y elegante, a la par que sencilla, es un libro que atrapa, que engancha y resulta fácil de leer. Una prosa directa y descarnada en ocasiones pero en la que hay un poso de optimismo y esperanza. Además, por suerte, también hay momentos emotivos: gustan las escenas familiares, las relaciones de amistad que se forman e, incluso, algún asomo de amor.

Conclusión final

“Entre tonos de gris” es un libro precioso que cuenta una historia maravillosa. Un libro crudo, duro, emotivo y conmovedor que merece la pena leer. Un libro para recordar que os recomiendo encarecidamente.

Podéis comprarlo en Popular libros


38 comentarios:

  1. Te hice caso y lo tengo empezado. La verdad es que me está resultando algo duro pero interesante conocer otros hechos de los que se hablan menos en la historia. La temática también es de mi favoritas en la literatura.

    ResponderEliminar
  2. A mí no me gusta tanto esa época, pero lo pintáis tan bien que ayer lo pedí en la librería donde trabajo. Ya os contaré cuando lo lea.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  3. Pues ahora mismo no me siento capaz de afrontar este tipo de libros. Tendrá que esperar a otra ocasión, pero gracias por tu gran reseña. Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Yo estoy saturada con la literatura de esa época, pero esta novela tiene tan buenas reseñas que he caído en la tentación y ya la tengo bien apuntadita en mi lista de pendientes. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mónica que otro libro recomiendas de esa época?

      Eliminar
  5. Lo tengo esperando en la estantería. Le llegará su turno en un par de semanas y si no fuera porque he leído hace poco una novela històrica narrada durante el mismo periodo, ya la habría comenzado.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Desde que salio tiene un sitio de honor en mi estantería, se que me va a encantar y emocionar pero no encuentro el mejor momento para leerlo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Le tengo muchas ganas!! lo llevo en el kindle desde hace mucho, pero no encuentro el momento...

    ResponderEliminar
  8. A mi me encantó, la verdad y no dudaré en leer el nuevo de la autora :D

    ResponderEliminar
  9. Me lo apunto porque me llama mucho, besotes

    ResponderEliminar
  10. Buenas! Lo leí hace cosa de un año y todavía lo tengo presente porque fue una de las lecturas que más me caló. Soñé varios días con esta historia... es una de esas lecturas que no puedes dejar pasar.

    ResponderEliminar
  11. Me lo apunto, porque aunque no me apetece para ahora mismo, si me gustan los libros que dejan huella.
    Muchas gracias!

    ResponderEliminar
  12. Yo he conocido algunas de estas historias casi de primera mano, porque tengo amigos de la antigua URSS y o bien sus padres o bien sus abuelos vivieron momentos como los que cuenta este libro. Respecto a Stalin, según he leído en varios sitios no fueron 20 sino 60 millones de personas los que se cargó... Muy fuerte.

    ResponderEliminar
  13. Cuánto me alegra que te haya gustado, porque lo tengo en mi lista y ahora va a subir varios peldaños.

    Besos.

    ResponderEliminar
  14. A esta novela le tenía ganas, más aún después de leer tu estupenda reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Lo tengo apuntado, en su momento leí reseñas fantásticas y por lo que veo la tuya es del mismo estilo
    besos

    ResponderEliminar
  16. Es cierto que los libros ambientados en la Segunda Guerra Mundial son especiales.

    ResponderEliminar
  17. Lo tengo esperando en la estantería desde hace un montón y a pesar de que es un libro que me apetece mucho leer y sé que me gustará aún no he encontrado un hueco para él
    besos

    ResponderEliminar
  18. Ya estaba en mi lista de deseos, pero con tu estupenda reseña sube muchísimos puestos.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  19. Este libro ha sido una de mis mejores lecturas de este año. Besos.

    ResponderEliminar
  20. Fue uno de los mejores libros que leí el año pasado... con lagrimones y todo!

    Besotes

    ResponderEliminar
  21. Me he apuntado éste y los otros tres que has mencionado. Es un tema que me encanta leer.
    Bs.

    ResponderEliminar
  22. Tiene buena pinta esta novela; se ha hablado muy bien de ella, y suena interesante la visión distinta que aporta esa parte histórica que cuentas.
    Besos!

    ResponderEliminar
  23. Bueno, me cuestan todos estos temas y, ya sabes, saliendo además de la lectura de la que salgo necesito un respiro con otro género y otro tipo de historias por un tiempo. Pero tiene algo, por lo que he ido leyendo, la que nos traes. Otro enfoque, algo distinto. Pinta bien :)

    Un besote!

    ResponderEliminar
  24. Lo estoy leyedo ahora, y coincido contigo en la opinión y los motivos por los que leer este tipo de libros.
    Besos

    ResponderEliminar
  25. A mi también me gustan mucho los libros ambientados en la guerra mundial. Es cierto que suelen ser siempre buenas lecturas, eso sí reconozco que con la larte "rusa" de la guerra no estaba muy familiarizada y entré de lleno en ella a través de mi adorado Ken Follet en "la caída de los gigantes", me encantó. Este libro estoy segura de que me gustaría mucho y no lo conocía, en cambio del segundo de la autora si que había oído hablar.
    Besos!

    ResponderEliminar
  26. Yo también recuerdo haber leído muchas reseñas, y me dejo especial regusto aquello de la dureza y la crudeza del libro.
    Me gustaría leerlo, la verdad.
    Besos
    Cita

    ResponderEliminar
  27. Aunque ahora estoy con otro libro durillo pero de la posguerra española me lo apunto para el futuro. Un beso

    ResponderEliminar
  28. Coincido contigo (entre otras cosas) en la debilidad por los libros situados en esa época concreta. Este libro ya lo tenía fichado, claro. Y quiero dejarte una recomendación, que tal vez ya has leído y conozcas, me refiero a una escritora: Herta Müller

    Besos!

    ResponderEliminar
  29. La temática siempre me gusta pero esta me gustó especialmente a pesar de su dureza.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  30. Me lo apunto!!!! Coincido contigo, me encantan las novelas situadas en la Segunda Guerra Mundial!!! ;-)
    Saludoss

    ResponderEliminar
  31. Es una novela dura, pero es necesario leerla porque nos acerca a una parte más desconocida de la historia.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  32. Qué ganas le tengo a esta novela, y bueno a la autora en general. Un besito y gracias por la reseña!

    ResponderEliminar
  33. Me lo leí cuando salió, de una sentada. Me pareció un libro precioso y que como bien dices adopta una perspectiva menos explotada de la guerra.
    Muy, muy recomendable:)
    1beso!

    ResponderEliminar
  34. Lo leí pocas semanas después de su publicación y no puedo decir más que me encantó. Ahora tengo pendiente el nuevo libro de la autora "El color de los sueños", espero no haber puesto las expectativas demasiado altas.
    besos

    ResponderEliminar
  35. Ya lo tengo en el kindle. No me suelen gustar las novelas de la II Guerra Mundial, pero está me ha parecido diferente por tu reseña y pq trata el trma soviético, como el de los gulags en Siberia. Besos.

    ResponderEliminar
  36. Hola el libro me ha gustado para mi gusto le falta un poco más de información de la pareja como se reencontraron y como empezaron a vivir juntos ya que es una historia verídica no hubiese pasado nada por tener algunas hoja más el libro me hubiese encantado un poco más de información de la pareja por eso también recomiendo el jinete de bronce es una trilogía que si la leéis no podréis dejar de leer porque es muy completa leerla y si sabéis de algún libro interesante poner el titulo por favor

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario