miércoles, 14 de agosto de 2013

"13 días" - Valentina Giambanco

Fue Kayena de Negro sobre blanco la que, con su reseña, me puso sobre la pista de este libro. Su reseña fue tan entusiasta y, por lo que contaba, el libro era tan de mi estilo que no me pude resistir. Al poco de llegarme, lo comencé y, como pensaba, ha resultado de mi entera satisfacción. 

Éstas son mis impresiones. 

 Valentima Giambanco

 Nació en Italia, pero lleva más de 25 años viviendo en Londres. 

Trabajó de librera antes de entrar en la industria del cine, donde empezó como montadora, y desde entonces ha trabajado en multitud de producciones, tanto americanas como británicas, desde pequeños proyectos independientes hasta grandes películas de Hollywood. 


 Trece días, su primera novela, ha generado una expectación grandísima en el mercado editorial: sus derechos han sido vendidos a una decena de países, en algunos casos con subastas astronómicas. 

Datos técnicos 

Título: “13 días” 
Autora: Valentina Giamcombo
Editorial: Pamiés 
Colección La Huella 
Páginas: 464 Pag. 
PVP 19.95 € 
ISBN 978-84-15433-26-2 
Edición: tapa blanda con solapas 


Argumento

Me gusta mucho la sinopsis que ofrece la editorial: cuenta poco pero lo justo para hacer surgir en el lector las ganas de leer el libro. Como no encuentro una mejor manera de poneros sobre la pista de este trepidante thriller, permitidme que os la copie a continuación. No se puede hacer mejor: 

Un cielo tan azul que duele mirarlo. Árboles centenarios de más de treinta metros de altura. El niño corre descalzo. Se detiene en un pequeño claro, jadeando, y escucha. Tiene once, puede que doce años, y los ojos desorbitados. Sus vaqueros muestran desgarros, la camiseta gris está empapada en sudor y las mangas se pegan a sus escuálidos brazos. Los cortes en la tela dejan ver su piel, y la sangre le cubre los brazos. Se aparta un mechón de pelo de los ojos y vomita lo poco que le queda en el estómago. Se apoya en un árbol y luego cae. Arrastrado por la gravedad, su cuerpo pierde el equilibrio y se abre paso entre las hojas caídas. La tierra cruje y se mueve bajo sus pies. 

 Seattle. Han pasado veinticinco años desde que tres niños fueron raptados en el bosque; sólo dos volvieron con vida, el cuerpo del tercero nunca se recuperó y su muerte y el misterio de lo que ocurrió aquel día han marcado las vidas de todos los implicados. Dos semanas antes de Navidad una familia aparece asesinada en su casa. Todas las pruebas apuntan a un hombre temido a ambos lados de la ley: John Cameron. Él fue uno de los niños que sobrevivió al secuestro; el otro era el padre de la familia muerta. El asesino ha dejado un mensaje grabado en el marco de una puerta: TRECE DÍAS. Es el tiempo que concede a la detective de homicidios Alice Madison para que comprenda su propósito y cumpla el papel que le tiene destinado. Ahora ella, para atrapar al psicópata que está detrás de estas muertes, debe traicionar a sus compañeros y hacer un pacto con el diablo. A los trece días, la línea entre el bien y el mal se desdibuja en la lucha por alcanzar la justicia. 


 Impresiones 

“13 días” es, como promete la sinopsis, una trepidante novela negra, prácticamente un thriller, que entra pronto en acción, coge un ritmo endiablado desde las primeras páginas y lo mantiene hasta el final, no dejando respiro al lector. 

Seattle 

Ya en el primer capítulo, en el que se nos narran, en muy pocas páginas, unos hechos que ocurrieron hace más de veinte años, consigue dejarnos con la miel en los labios y hacer que queramos seguir leyendo para ver si, en el curso de una investigación que no parece al principio tener nada que ver con los hechos –pero que nosotros, avezados lectores de novela negra, sabemos que sí, qué remedio- podemos llegar a saber qué pasó. 

Hace veinte años tres niños fueron secuestrados. El secuestro duró poco tiempo pues al día siguiente aparecieron; pero no los tres, sólo dos. El otro no se sabe muy bien qué pasó, todos creen que murió. Nunca se llegó a saber qué pretendían los secuestradores, qué hubiesen pedido de haberse llegado a ponerse en contacto con los padres de los niños. Los niños tampoco pudieron aportar mucho pues durante todo el tiempo tuvieron los ojos vendados. 

Veinte años después uno de esos niños, James, ya convertido en adulto, es asesinado en su casa junto a su mujer y sus dos pequeños hijos. El crimen es horrendo y el asesino se ha tomado la molestia de presentar la escena del crimen de una forma muy peculiar, como queriendo decir algo ¿A quién? ¿a la policía?¿o a otra u otras personas? Nathan Quinn y John Cameron saben que son ellos los destinatarios de todo el montaje o, más concretamente, Cameron. Él fue uno de esos niños secuestrados. El otro era James, el asesinado. Y el fallecido, cuyo cadáver nunca se encontró, era el hermano de Nathan. Nathan es un afamado abogado, probablemente el mejor de la ciudad. Cameron, por el contrario, es un peligroso criminal, tristemente famoso por unos hechos acaecidos hace tiempo. Poco se sabe de él; ni dónde vive, ni su aspecto actual. Tan sólo se tienen sus huellas y una foto de cuando tenía dieciocho años y fue detenido por agredir a un hombre. Pero sus huellas aparecen en el lugar del crimen y pronto recaen sobre él todas las sospechas. 

Encontrarle será la máxima prioridad de los policías encargados del caso: el sargento Brown y la detective Alice Madison. Ésta hace tiempo que ha sido ascendida a detective, tras un brillante historial académico. Es una joven muy inteligente y trabajadora que pretende aprender todo lo que sabe Brown, una institución en la policía de Seattle y su compañero de fatigas. 

Aunque he hablado de dos policías, sin duda la protagonista casi absoluta va a ser ella, Alice Madison. Una detective bastante novata pero que promete mucho. Inteligente, trabajadora, comprometida… y con un sexto sentido que le permite “visualizar” escenarios y hechos y que le resulta muy útil para su trabajo policial. Cuando se mete en una investigación policial, para ella no existe nada más y se agarra a ella con uñas y dientes, trabajando a todas horas, hasta que descubre al culpable. Su personalidad está muy bien descrita; las de sus compañeros menos, ya que se encuentran en un plano secundario, pero sí lo bastante para hacernos una idea bastante cabal de cómo son. Además, como curiosidad, os diré que los conocemos poco antes de que se inicie la investigación objeto de la novela pues Madison, Brown y otros dos compañeros (Spencer y Dunne) se encuentran en una tienda cuando tiene lugar en un atraco. Ese hecho, que no tiene nada que ver con la trama principal, nos sirve para conocer muchísimo a Madison y su forma de actuar pero también para ver cómo se relacionan los cuatro miembros del equipo y cuál es el papel de cada uno en él. 

 No sólo conoceremos bien a los policías que se encargan de investigar el asesinato de James Sinclair y su familia, sino también al presunto culpable, John Cameron, y a Nathan Quinn. Y, por supuesto, la relación que tenían ambos con James, pues los tres formaban una piña. 


La novela transcurre casi toda en la actualidad, pero hay ciertas retroacciones al pasado. Y además desde varios puntos de vista. Así, nos retrotraemos al momento en el que los niños fueron secuestrados; también a cuando Cameron tenía dieciocho años y fue detenido; y conoceremos igualmente a otra familia, compuesta por un policía y sus dos hijos mellizos que, como al final comprenderemos, tendrán algo que ver con la trama principal. Estas retroacciones al pasado no son extensas, pero sí muy interesantes pues nos sirven para completar lo que vamos aprendiendo en el presente y para intentar averiguar qué pasó y por qué (en mi caso, se quedó en intentar, no me acerqué ni por asomo)

 “13 días” es una novela negra en sentido amplio, o policíaca en un sentido más estricto. Una novela en la que hay un asesino terriblemente cruel, que comete unos crímenes especialmente cruentos. Hay también un cuerpo policial formado por Madison y Brown principalmente pero también por los demás agentes y detectives que colaboran en la investigación, el forense, los técnicos que analizan las pruebas, etc… Pero, siendo novela negra, se encuentra muy cerca del thriller (a veces es terriblemente difícil separar estos dos géneros tan cercanos) pues el ritmo y el tempus narrativo hacen de “13 días”, también, un auténtico thriller: trepidante, con mucho ritmo, que no da un respiro. 

 En cuanto a la investigación, se realiza a la forma clásica pero utilizando las técnicas más modernas: recogida de huellas e indicios, análisis de ADNs, retratos robots conviven junto con los tradicionales interrogatorios, revisión de papeles, estudio de la vida de las víctimas y pateo de calles. Una investigación minuciosa, que no deja detalle sin tener en cuenta y que da gusto conocer. Además de todas las técnicas objetivas, utilizadas normalmente por los cuerpos policiales, la novela deja un cierto espacio para la intuición, para la imaginación del policía: el policía avezado, experto en crímenes al que no le falla el olfato. 

Me ha gustado mucho la forma en la que Brown enseña a Alice a trabajar, no mostrando sino dejando entrever, para que sea ella la que vea el camino a seguir; él simplemente le guía. También me ha gustado mucho la relación que tienen ambos: con un cierto distanciamiento pero también con mucha cercanía, la del profesor y su alumna y la de dos camaradas que darían la vida por el otro. 

 La novela es rápida pues, además de bastante diálogo y un estilo narrativo típico de los thrillers, hay muchas sorpresas y una tensión constante y creciente. En ningún momento me imaginé por dónde podían ir los tiros por lo que el final me sorprendió mucho. Un final, os aviso, de infarto


Conclusión final 

Pamiés ha creado no hace mucho una colección de novela negra a la que ha denominado “La huella”. Creo que son sólo tres o cuatro los títulos hasta ahora publicados dentro de ella. Yo sólo he leído éste pero he leído críticas muy positivas de todos ellos. Viendo la calidad de “13 días”, no me extraña. Yo, desde luego, la voy a tener muy en cuenta. 

Así que ya sabéis, si queréis una lectura amena para este verano, de ésas que se te pegan a las manos, “13 días” es una buenísima opción, no creo que os decepcione.

  1/2

26 comentarios:

  1. Has logrado convencerme para leerlo. A ver si lo hago y logro sobrevivir a ese final de infarto. Es un libro que pinta muy bien. ¡Saludos y buena reseña!

    ResponderEliminar
  2. Me has dejado intrigada, me lo anoto en mi lista de pendientes.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Tiene buena pinta, sí. Ya van varias reseñas positivas, al final tendré que leerlo.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  4. Pàmies es una editorial que publica muy buenos títulos y se está destacando también por la edición de novelas de autores extranjeros. Esta novela que traes hoy la tengo pendiente de lectura aunque no creo que tarde en llegarle su turno. Besos.

    ResponderEliminar
  5. Yo la disfruté un montón, es un estilo de novela que me gusta mucho.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. No lo conocía, pero suena muy bien, me lo apunto :)

    ResponderEliminar
  7. Estoy muy blandita ahora como para leer novela negra, pero me lo apunto para esas veces que apetece leer algo así. Gracias por tu reseña, un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Lo quiero, lo quiero!! Tengo muchas ganas de echarle el ojo a este libro. Voy a echarle un vistazo también a esos otros libros que comentas que la editorial ha sacado de novela negra.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  9. Yo leí la reseña de Kayena, y la de Carmen (de carmen y amigos), y ambas pusieron el libro muy muy bien. Ahora con tu reseña ya son tres estupendas reseñas. Así que este libro no lo puedo dejar pasar.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Seguro que me gusta, ese tipo de lectura tan trepidante me encanta.

    ResponderEliminar
  11. Lo estoy leyendo en estos momentos y si que es verdad que se pega a las manos.
    Voy poco a poco con él, pero lo estoy disfrutando muchísimo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. La verdd es que no voy a leer tu reseña, amiga. Tengo el libro pendiente y no quiero ninguna influencia exterior.
    ;)

    Una vez terminado, volveré y te leeré.

    Besos

    ResponderEliminar
  13. Solo he leído buenas reseñas para este libro, así que lo tengo anotado, creo que me puede gustar mucho.

    Besos.

    ResponderEliminar
  14. La tengo en pendientes para cuando vuelva a la novela negra. Está gustando mucho.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Ya Kayena me dejó con ganas. Y luego he leído más reseñas y todas positivas. As´que en mi lista de pendientes está esperando turno...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  16. ay qué ganas tengo de leer esta novela, todas las reseñas que he leído son positivas y tiene toda la pinta de que me gustará, además me quedo con ganas de descubrir ese final de infarto
    besos

    ResponderEliminar
  17. Me encanta la reseña, enhorabuena. No soy muy de novela negra, pero casi consigues que lo lea... me lo pienso.

    ResponderEliminar
  18. Hola, muchas gracias por sus recomendaciones. Visiten mi blog!

    ResponderEliminar
  19. Lo tendré en cuenta, a pesar de que el género no es mi preferido.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  20. A este le tengo muchas ganas desde que lo vi en novedades... y encima no paro de leer reseñas positivas!! =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  21. La verdad es que si, que la novela merece mucho la pena y la reseña es estupenda.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  22. Yo también la tengo apuntada desde la reseña de kayena, y ya, si a tí te ha gustado, es una apuesta segura
    Besos

    ResponderEliminar
  23. La tenía anotada desde la primera reseña con la que me topé, creo. Precisamente porque me pareció justo como comentas en la conclusión: una novela bastante amena, muy para desconectar y para estas fechas sin una profundidad exagerada. Ahí la tengo anotada, aunque viendo el puñado de pendientes que se me amontonan, difícil lo veo :P

    Un besín, LAKY!

    ResponderEliminar
  24. Me has convencido! no he necesitado leer más que el comienzo del argumento para despertarme el gusanillo!
    Sin duda lo leeré.
    Un saludo y gracias!

    ebookenfeitizado.blogspot.com

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario