martes, 11 de diciembre de 2012

"La bibliotecaria de Auschwitz" - Antonio G. Iturbe




Me fijé en este libro la primera vez que lo ví entre las novedades de editorial Planeta. ¿Cómo no hacerlo? Ese título, que incluía la palabra bibliotecaria a otra palabra que nos trae infaustos recuerdos –Auschwitz- hace que te fijes en él. Ya os lo he dicho muchas veces: me encantan los libros sobre libros, o lectores, o escritores…, sobre cualquier cosa relacionada con el mundo literario. Y las novelas situadas en la Segunda Guerra Mundial me atraen de la misma forma que me repelen y horrorizan. La fotografía de la portada me pareció también muy bonita, con parte del cuerpo de una mujer judía (se adivinan tres de las puntas de la estrella amarilla prendida sobre el pecho) y unas manos que sostenían un libro.

Sin embargo, por cobardía, no me decidí a apuntarlo directamente. Y es que me parecía que iba a ser una novela muy dura y no sabía hasta qué punto me apetecía en esos momentos sufrir. Pero el destino es lo que tiene. Los blogs Momentos de silencio compartido y O Meu Cartafol organizaron una lectura conjunta en la que sorteaban dos ejemplares del libro. Me apunté pensando que no me iba a toca pero quiso la suerte que me tocara uno de ellos así que, si el destino quiso que leyera este libro, quién soy yo para decir otra cosa? Y lo leí y lo disfruté, os adelanto. Y mucho, hasta el punto de haberse convertido en uno de los mejores libros que he leído este año.


Antonio G. Iturbe

Antonio G. Iturbe (Zaragoza, 1967) lleva veinte años dedicado al periodismo cultural.

Ha sido coordinador del suplemento de televisión de El Periódico, redactor de la revista de cine Fantastic Magazine y trabaja desde hace dieciséis años en la revista Qué Leer, de la que actualmente es director.




Ha colaborado, entre otros medios, en las secciones de libros de «Protagonistas», Ona Catalana, ICat FM y la Cope, y en suplementos de cultura de diarios como La Vanguardia o Avui.

Ha publicado las novelas Rectos torcidos y Días de sal, y es autor de la serie de libros infantiles «Los casos del Inspector Cito», traducida a cinco lenguas.



Datos técnicos

Título: La bibliotecaria de Auschwitz

Autor: Antonio G. Iturbe

Fecha de publicación: 18/09/2012

488 páginas

ISBN: 978-84-08-00951-1

Editorial: Planeta

Edición: Rústica con solapas

Precio: 19,90 euros



Argumento

En Auschwitz existió un campo familiar y en ese campo familiar hubo un pabellón donde se organizó una escuela para los niños que allí vivían. Y en la escuela, se formó una pequeña biblioteca, a cuyo cargo estuvo una jovencita llamada Dita. Eran sólo ocho volúmenes pero formaban un tesoro en un lugar donde los libros estaban prohibidos. La biblioteca era clandestina y Dita era la encargada de esconder los libros, arriesgando con ello su propia vida, en un lugar donde la vida de una judía valía menos que nada.

La bibliotecaria de Auschwitz está basada en hechos y personajes reales y Dita Kraus verdaderamente existió.

La bibliotecaria de Auschwitz es una novela de horror y heroísmo, de esperanza y desesperanza que leeremos con un nudo en el corazón. 





Impresiones

Sabía que era un libro muy duro y que probablemente iba a sufrir con él; por eso, lo he leído con la coraza puesta y al final he conseguido que, si bien me ha emocionado, horrorizado y asombrado hasta dónde puede llegar la naturaleza humana, no lo he pasado tan mal como creía (de hecho, os cuento como anécdota que, al mismo tiempo, estaba y estoy leyendo “El invierno del mundo” y que sobre la página 100 hay una escena que, por inesperada quizás, me revolvió las tripas e hizo que tuviera que parar de leer; y eso que aún no había empezado la guerra y el exterminio; con La bibliotecaria no me ha pasado, quizás, como digo, porque iba preparada…). Es evidente que el libro nos va a afectar, deberíamos ser muy duros de corazón para que no lo hiciera. Por mucho que leamos sobre el tema, por mucho que nos cuenten, nunca es suficiente, siempre habrá una anécdota, una escena que nos estremezca. Y en La bibliotecaria de Auschwitz, hay muchas, creedme. Sin embargo, os aconsejaría que no os eche para atrás el saber que es una novela dura: primero porque os perderíais un libro que realmente merece la pena pero, también, porque hay que recordar de vez en cuando estas cosas y tenerlas siempre presente, para evitar que vuelvan a ocurrir situaciones parecidas (que no es tan difícil como parece…).

Una novela que nos muestra el poco valor que la vida humana tiene en determinadas circunstancias: “En Auschwitz la vida humana vale menos que nada; tiene tan poco valor que ya ni siquiera se fusila a nadie porque una bala es más valiosa que un hombre”

La guerra está muy avanzada, de hecho ya se vislumbra que Alemania podría perderla pero los nazis no cejan en su empeño de exterminar la raza judía al completo y el mal llamado “campo de concentración” de Auschwitz es un evidente campo de exterminio, donde los judíos son asesinados por cientos e incluso por miles. Los nazis han perfeccionado al extremo la crueldad y el sadismo y han convertido el campo en una formidable máquina de matar. A las cifras me remito: según la Wikipedia se calcula que en Auschwitz fueron asesinadas entre 1,5 millones y 2,5 millones de personas, la gran mayoría de ellas judías  además de eslavos, prisioneros de guerra 
etc, además de medio millón por enfermedades y hambre. Es increíble, no sé cómo pudo llegar a pasar algo así. Pero las cifras son frías y, aunque ponen los pelos de punta, acongoja más cuando conocemos historias particulares, como las que vamos a conocer en este libro.


Dita –Dita Kraus- la protagonista del libro, existió (y existe). Es un personaje real y el autor, Antonio Iturbe se ha entrevistado con ella para perfilar su historia. También son personajes reales algunos muchos otros de los que aparecen en la novela, tanto del lado judío como del lado de los nazis (como el horrible Menguele). Como muchos otros judíos, Dita y su familia (su padre y su madre) fueron expulsados de su casa en Praga y llevados a Terezín, un pueblo fortificado en el que en un principio se iba a dejar vivir a los judíos, controlados pero más o menos libres, eso sí, sin que se pudiesen mezclar con los arios. Pero pronto fueron trasladados a Auschwitz, el mayor de los horrores que la enferma mente nazi ideó. En aquel momento, Dita tenía 13 años.

Dita se salvó, salió de Auschwitz y sigue viva, contando en la actualidad con más de ochenta años. Afortunadamente, los ingleses llegaron a tiempo para salvarla a ella. Pero no para salvar a muchos otros que con ella convivieron en esos meses angustiosos. Si bien, al saber desde el principio que la protagonista se salva pudiera parecer que esa cierta parte de intriga que pueda tener el libro desaparece, no es así, pues a lo largo de sus casi 500 páginas conoceremos a muchos de sus compañeros de miserias y aprenderemos a quererles a todos ellos (a casi todos) por lo que estaremos pendientes de quién se salva y quién no.

La novela no ahorra detalles escabrosos. La mayor parte de los libros que he leído sobre el tema, tenían a los campos de concentración como elemento secundario o anecdótico. No se centraban en ellos y sólo los mencionaban como de pasada, como queriéndonos ahorrar los fríos detalles. No ocurre así en este libro pues todo él va a transcurrir entre los límites del peor de los campos de concentración que hubo y vamos a asistir a historias de todo tipo: torturas, malos tratos, miserias, enfermedades, muertes…, nada se escapa a la pluma incisiva de Antonio Iturbe. No nos ahorra detalles escabrosos pero, no sé muy bien cómo explicarlo…, tampoco se deleita en ellos. Cuenta los hechos como son, porque lo que ocurrió ocurrió y no hay forma de maquillarlo o de hacerlo ver menos cruento de lo que realmente fue. Pero Antonio lo narra de forma elegante, centrándose en las personas y dejando siempre un resquicio a la esperanza. Veremos cómo funcionaban las duchas de gas, pero también que eso no era lo único malo del campo ya que el día a día era, si cabe, mucho peor. Presos hacinados, casi sin comida, en un lugar donde las enfermedades campaban a sus anchas. Familias separadas, selección de personas –tú eres apto, tú trabajas; tú no lo eres, al gas- utilización de personas para experimentos (como inyectar tinta azul en los ojos de niños para ver si se les quedaban de ese color, el ideal ario…). Con todo, sabéis casi es lo que más me horrorizó? La actitud de los otros presos.

En una idea, quizás romántica, hubiera pensado que en esas circunstancias, se unirían los unos a los otros, para ayudarse dentro de lo que pudieran; pero no, nada de eso, ayuda la mínima, lo importante era sobrevivir un día más y si para ello había que pisar a tus vecinos, no importaba. Eso me afectó mucho, la verdad; lo entiendo pero me hubiera gustado que no fuera así.

Pudiera parecer inútil montar una escuela en un lugar cuyos usuarios estaban destinados a morir. Y también puede parecer inútil enseñarles a leer y amar los libros. Libros que, no importa su género, eran duramente perseguidos por los nazis. ¿Por qué?

“A lo largo de la historia, todos los dictadores, tiranos y represores, fuesen arios, negros, orientales, árabes, eslavos o de cualquier color de piel, defendieran la revolución popular, los privilegios de las clases patricias, el mandato de Dios o la disciplina sumaria de los militares, fuera cual fuese su ideología, todos ellos han tenido algo en común: siempre han perseguido con saña los libros. Son muy peligrosos, hacen pensar”

Me podría pasar horas y horas hablando de este tema. Como veis, es un tema que me afecta, me gusta si es que se me permite usar ese término cuando se habla de algo así. Pero tampoco quiero aburriros.

Sólo quiero deciros que es una historia preciosa, que todo el mundo debería leer. Además, como novela, no tiene desperdicio. Es de ésas que llegan la corazón y te remueven por dentro. Está muy bien escrita, con un perfecto dominio del lenguaje y de la expresión pero, al mismo tiempo, es una novela ágil, que resulta muy fácil y amena de leer, que te atrapa y hace que no puedas parar de leer. En mi opinión, es una novela redonda.


Conclusión final

¿Sabéis qué? Durante toda la novela estuve pensando y deseando que ojalá no fuera una historia basada en hechos reales. Que fuera todo producto de la mente calenturienta de un escritor que hubiera creado una distopía tan horrible como imposible. Porque, a quién se le habría podido ocurrir exterminar a toda una raza? Y no sólo eso, a quién se le hubiera podido ocurrir llevarlo a cabo? Si estuviéramos en el siglo XIX y leyéramos esto nos reiríamos de la cruenta imaginación del escritor en cuestión porque era impensable que ocurriera algo así. Sin embargo, desgraciadamente, ocurrió, todos los sabemos. Se llevó a la práctica y se asesinó a millones de personas. ¿ Y todo por qué? ¿Por no ser rubios de ojos azules? ¿por haber matado a Cristo? Si alguien lo entiende, que me lo explique. Porque yo soy incapaz que hombres de carne y hueso pudieran llevar a cabo algo así. Porque no fueron uno ni dos ni tres. Quizás sí unos pocos fueron los que imaginaron todo el camino para llegar a la supremacía de la raza aria, pero quienes lo ejecutaron fueron personas normales, como tú y como yo. ¿No? Sinceramente, no lo sé. No me entra en la cabeza que alguien me pudiese lavar tanto la cabeza como para, en nombre de mi país, ponerme a asesinar a gente indefensa, a mujeres, a niños, a gente que no me había hecho nada. Sigo sin saber cómo pudo llegar a ocurrir algo así, cómo no se paró a tiempo, por qué se permitió, por qué los no nazis no hicieron nada, por qué los demás países no hicieron nada por mucha guerra que hubiera. Incluso sigo sin entender por qué no lo hicieron los propios judíos. Por ejemplo, cuando transcurren los primeros seis meses y se van a llevar el primer contingente, ¿por qué no se levantaron y atacaron a los nazis? Ya sabían a dónde iban, si de todos modos iban a morir, por qué no morir luchando? Por qué no dirigirse 100 judíos contra cada nazi? Cuántos podría éste matar antes de ser desarmado? Los que no resultaran muertos, podrían quizás haberse salvado. Muchas preguntas, lo sé, alguien tiene alguna respuesta?

Una novela, en mi opinión, imprescindible

Podéis comprarla en Popular libros




42 comentarios:

  1. Hemos coincidido en muchas cosas, incluyendo que la lectura que terminé para empezar ésta fue El invierno del mundo. Una lectura cruda sí, pero imprescindible,porque demasiadas cosas del libro parecen estar sucediendo hoy mismo (en España sin ir más lejos)

    ResponderEliminar
  2. Muy buenas reseñas estamos leyendo sobre esta novela; yo tampoco me he apuntado a las iniciativas que se pusieron en marcha, pero la tengo reservada en mi wishlist. Me parece una lectura que puede resultar amena y enriquecedora. Un beso

    ResponderEliminar
  3. Veo que te decidiste igual que yo a leer esta novela. Me ha encantado tu reseña estoy totalmente de acuerdo contigo, es un libro imprescindible. Saludos

    ResponderEliminar
  4. como ya te he dicho la tengo pendiente y muchas ganas de ponerme con ella.

    ResponderEliminar
  5. Ya tenía unas ganas tremendas de leerla, pero después de ver tu reseña ya ni te cuento. ¡Qué triste que esté basada en una historia real!

    ResponderEliminar
  6. Laky esta novela la tengo apuntada hace algún tiempo y me gustaría leerla pese a su crudeza pero hay cosas que pasan y no por ser duras debemos obviarlas.
    En tu conclusión final hay muchas preguntas sin respuesta que no te sabría decir, pero cuando estudiaba la carrera hubo un caso en concreto real de una chica Kitty Genovese que no tiene nada que evr con el exterminio peor que habla precisamente desde la psicología social del porqué nadie acudió a ayudarla en una situación peligrosa y se concluía en la difusión de la responsabilidad, ene pensar que deben actuar otros, también recuerdo un experimento de Milgram sobre obediencia incomprensible, de como puede llegar a influir la autoridad en nuestras conductas, resulta devastador pero no por ello menos real.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Demasiadas preguntas sin respuestas Laky.. pero eso mismo se pregunta mucha gente. Hace poco leí Si esto es un hombre de Primo Levi y también habla sobre este tema. Al final del libro hay un apéndice donde el autor da respuesta a preguntas como las tuyas. Es un libro duro pero aún así no se puede obviar su lectura porque lo que ocurrió por horrible que sea, es parte de la historia. Besos

    ResponderEliminar
  8. Totalmente de acuerdo contigo, durísima pero imprescindible!!! Me ha encantado tu reseña! ... Como siempre!
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Me ha encantado tu reseña, porque yo también soy hipersensible a estos temas, y a pesar de todo me ha parecido una gran lectura, y muy recomendable.
    Besos!

    ResponderEliminar
  10. Seguro que es precioso, tal y como dices, pero sí, saber que es una historia dura nos echa para atrás.

    ResponderEliminar
  11. Lo tengo pendiente, así que caerá en 2013. Sé que va a ser una lectura dura pero me armaré de valor porque, por lo que cuentas, se ve que merece la pena. Un beso

    ResponderEliminar
  12. Lo tengo pendientísimo de leer y pensé en apuntarme a la lectura conjunta, pero no tuve tiempo :S, a ver si para estas navidades...

    ResponderEliminar
  13. Pues a mí también me echa para atrás por el tema del nazismo, pero como veo que lo pones tan bien tendré que replanteármelo. Besos.

    ResponderEliminar
  14. No acaba de convencerme.
    Un beso y gracias por la reseña.

    ResponderEliminar
  15. Cuantas más reseñas leo, más ganas me entran de leerlo, al final tendré que hacerle un hueco, para ya en 2013. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  16. Me ha encantado tu reseña, lo tengo pendiente, y voy preparada, se por las reseñas que he ido leyendo que me voy a encontrar una lectura complicada por su dureza, pero como dices, la veo imprescindible.
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Tengo ganas de leerlo desde que lo vi en las novedades y con las reseñas que he ido viendo cada vez tengo más claro que es un libro como dices imprescindible y si a ti te ha gustado tanto a mí seguro que también, a ver si puedo conseguirlo pronto
    besos

    ResponderEliminar
  18. Buena reseña. tengo muchas ganas de leerlo.

    ResponderEliminar
  19. Yo también tengo ganas de leerlo, aunque acabo de terminar una novela muy triste y tendré que recuperarme un poco con alguna policíaca o así. Un beso

    ResponderEliminar
  20. Qué de ganas le tengo! a pesar de que no ahorre en detalles duros...es un tema que me encanta.
    Y respecto a tu conclusión final...pues vaya, yo creo que nunca se levantaron en contra de los nazis a pesar de su mayor número debido a que antes de ser llevados a los campos, ya empezaron a hundirles y a hacerles pensar que no valían nada y eran diferentes, mediante la estrella del david, mediante los ghettos, el no subirse al transporte público, no acceder a determinados trabajos...
    Por lo que cuando se los llevaron a los campos...yo creo que no les quedaban ya ni fuerzas...y quizá si esperanzas de no fueran a matarles...
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad sí hubo levantamientos armados contra los nazis en Auschwitz, por parte de prisioneros que puestos a morir, prefirieron hacerlo con dignidad. Recomiendo al respecto la película La Zona Gris, muy dura pero a mi entender importante para comprender aquella rebelión y adentrarse en los oscuros dilemas morales que la motivaron.

      Eliminar
  21. La he empezado esta mañana, solo llevo un par de capítulos y en líneas generales, me está encantando, me gusta bastante cómo está escrito.
    Eso sí, me da que lo voy a pasar fatal con él.

    Besotes

    ResponderEliminar
  22. Se nota en la magnífica reseña que has escrito lo hondo que te ha llegado esta novela. Me has convencido sin ninguna duda. Ya la tenía apuntada, porque es un tema que aunque sea duro no me canso de saber más sobre él aunque solo sea por una especie de solidaridad con las víctimas, algo que se les debe, saber lo que sufrieron, hacerles presentes con los libros para no olvidarlos, para no olvidar la barbarie de la que es capaz el ser humano. Desgraciadamente después de algo tan atroz, han seguido y siguen ocurriendo cosas parecidas. En Ruanda en la década de los noventa hubo unas matanzas tremendas ante la pasividad del "mundo civilizado" y hay muchos más ejemplos de que el horror sigue formando parte del siglo XXI.
    Espero poder leerlo pronto.
    Besos

    ResponderEliminar
  23. A mi me pasa lo mismo que te pasaba a ti. Me apetece muchísimo leer esta novela, pero me da "miedo", porque este tipo de historias basadas en hechos reales me encantan, pero luego lo paso fatal leyéndolas, cuando te das cuenta de que el autor no ha tenido que inventarse todas esas atrocidades, sino que realmente sucedieron. Seguramente acabe cayendo, pero ya para 2013.

    Un beso shakiano!!

    ResponderEliminar
  24. No creo que sea capaz de leerla, soy de esas personas que no pueden leerlo sin que se les revuelvan las tripas.
    Por tu reseña veo que tiene que ser un gran libro, lo has catalogado de impresindible y eso me hace pensar que no se puede dejar pasar. Pero aun así no soy capaz. Después de leer tu conclusión no puedo más que estar de acuerdo contigo en todo lo que has dicho y me viene una frase a la cabeza que escuche o leí, no me acuerdo, pero decía así: "Primero vinieron a buscar a los comunistas y no dije nada porque yo no era comunista.
    Luego vinieron por los judíos y no dije nada porque yo no era judío.
    Luego vinieron por los sindicalistas y no dije nada porque yo no era sindicalista.
    Luego vinieron por los católicos y no dije nada porque yo era protestante.
    Luego vinieron por mí pero, para entonces, ya no quedaba nadie que dijera nada".
    Besos.

    ResponderEliminar
  25. La tengo en formato electrónico, no la he leído aún pero sé que va a caer durante el 2013, y sé que me va a afectar, porque desde mis viajes a Alemania y Praga estoy muy sensibilizada (más de lo que podía estarlo antes) con todo aquello que les hicieron a los pobres. Visitar un campo de concentración (o lo que queda de él, que estaba muy bien conservado por cierto) es muy duro, pero no te das cuenta de la verdadera magnitud que tomó aquello hasta que entras en un cementerio judío. En Praga, durante nuestro periplo por el barrio judío, visitamos el cementerio obviamente y aquello estaba atestado, el conocer como los enterraban para que pudiesen albergar más sepulturas... pero lo que es realmente terrible es cuando entras en la sinagoga que hay junto al cementerio (visitamos tantas que ya no recuerdo cuál era el nombre, pero justito la que da al cementerio, todas las demás están un poco apartadas) y ver que todas las paredes interiores de ese edificio, de dos plantas, están rotuladas por completo con los nombres de todas las personas asesinadas en aquella época... eso es demoledor.

    Bueno, que me salgo del tema... como ves yo soy otra que si se lía a hablar de ese tema no para... que ya tengo la novela y espero leerla prontito, y que me guste tanto como a tí, claro.

    Besos

    ResponderEliminar
  26. Tengo muchísimas, pero muchísimas ganas de leer esta novela, estoy deseando tener un poco de tiempo libre para poder empezarla.
    Un beso

    ResponderEliminar
  27. Ya sabes que la tengo apuntadísima, así que espero poder contar pronto mis impresiones.

    ResponderEliminar
  28. Soy un poco 'freak' de la 2GM y viendo tu apartado final, te diré que mi teoría es que eso de ser una raza inferior, que no eran arios, etc, etc sólo eran excusas: en realidad, los judíos en Alemania... muchos eran prestamistas, otros banqueros. Alemania estaba muy mal y los nazis fueron a por los que tenían más poder económico, se lo quitaron y continuaron su camino para apoderarse de Europa entera. Menos mal que los pararon.

    Trataré de leerla algún día como sea.

    Besos.

    ResponderEliminar
  29. Plas, plas, plas.... (Aplausos) Estupenda reseña!!!
    En estos momentos yo la estoy leyendo y.... Sufriendo. Y no necesito haberlo acabado para secundar tu opinión de novela imprescindible del año!
    Una vez más enhorabuena por tu reseña y gracias por ella!!!

    Besos!

    ResponderEliminar
  30. Es una novela que me apetece mucho.
    Escuché una entrevista al autor en la radio, estuvo muy bien. Y me sorprendió cómo había surgido la idea del libro y cómo investigó hasta documentarse tan bien.
    Sin haberlo leído todavía, ya me parece una joya.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  31. Lo leí y estoy de acuerdo contigo en todo.

    ResponderEliminar
  32. Estoy impaciente por leerlo, cómo lo habéis disfrutado!! Un besote!!

    ResponderEliminar
  33. Muchas gracias por tu reseña, me encanto :)
    Me muero de ganas por leer este libro, aunque como tu, también me estoy esperando un poco porque no quiero leer algo que me haga sufrir mucho... Me estoy yendo por los libros románticones básicos por ahora xDD

    un besito :)

    ResponderEliminar
  34. Deseando leerla, ya sabes que a mi estas lecturas me pierden aunque sean duras. Es una parte de la historia que se debe conocer y no olvidar nunca. Un beso.

    ResponderEliminar
  35. Aún no la he empezado que también participo en esta lectura conjunta, así que tu reseña me anima mucho. Me parece que va a ser un libro que voy a devorar, a pesar de su dureza.
    Y sobre tus reflexiones, no creo que nadie pueda tener las respuestas. Es ahora, que sabes que ha pasado, y cuesta tanto trabajo creer que haya ocurrido, que haya tanta maldad, tanto odio, tan poca humanidad...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  36. Estoy ansiosa por que llegue este libro que compre hace unos días!!!
    Con todas las reseñas que voy leyendo cada vez le tengo más ganas!!!
    Saludoss

    ResponderEliminar
  37. ¡Muy buena reseña, Laky! Por lo que cuentas hay momentos muy duros en la narración, pero merece la pena leer esta historia. Espero tener la oportunidad de descubrirla, porque me apetece mucho. De hecho, apuntada está en mi lista de deseos. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  38. A ver si cae, a ver si cae como regalito en estas fiestas...
    Besos,

    ResponderEliminar
  39. A mi me ha gustado mucho, me gustan en general bastante los libros ambientados en esa época y entre los nazis, lo he leído lentamente y lo he disfrutado mucho. Saludos

    ResponderEliminar
  40. Le tengo muchísimas ganas a este libro y después de tu reseña aún más. Está sin duda, en mi lista de deseos.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  41. Unanimidad en las reseñas que he podido leer hasta ahora. Dura novela, pero a la vez, en mi opinión, con una cierta ternura y visión optimista de un mundo muy difícil para aquellas personas que sufrieron tanto. Enhorabuena por la reseña y feliz año nuevo...

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario