miércoles, 22 de octubre de 2014

"Muchachas" - Katherine Pancol

Hace unos años, más o menos cuando salió, leí el primer libro de la primera trilogía de Katherine Pancol: “Los ojos amarillos de los cocodrilos”. Fue un libro que me gustó pero no entusiasmó; sin embargo, me dejó con la cosa de, algún día, leer algo más de esta autora que tanto gusta. Así que cuando nos propusieron organizar una lectura conjunta de “Muchachas”, primera entrega de una nueva trilogía, decidí animarme y aquí estoy
Éstas son mis impresiones

Katherine Pancol

Katherine Pancol nació en Casablanca y a los pocos años se trasladó con su familia a París. Cursó estudios literarios y se doctoró en letras modernas. Trabajó de profesora de latín antes de comenzar una larga trayectoria profesional como periodista en publicaciones como Paris Match o Cosmopolitan.
Ha publicado más de una decena de libros y el éxito le llegó definitivamente en el año 2006 con la publicación de la historia de Joséphine Cortès, la protagonista de Los ojos amarillos de los cocodrilos, El vals lento de las tortugas y Las ardillas de Central park están tristes los lunes.
Katherine Pancol forma parte de la lista de los diez autores más vendidos en Francia.
www.katherine-pancol.com
Facebook de Katherine Pancol


Datos técnicos

Título: “Muchachas”
Autora: Katherine Pancol 
Editorial: La Esfera de los libros
Publicado por primera vez en agostode 2014 
Encuadernación: Tapa blanda con solapas
ISBN: 978849060171
Páginas: 446
PVP: 19,90 Euro


Argumento

Esta novela está llena de chicas. Ellas llevan la batuta. De Nueva York a París, de la Borgoña a Londres o a Miami. Chicas que inventan, se encienden, aman. ¿Y los hombres? Ellos también están. Pero son las muchachas las que bailan, bailan, bailan. Ellas hacen volar su destino esplendoroso. ¡Y esto solo acaba de empezar!


Impresiones

Katherine Pancol es, sin duda, una auténtica “best-seller”, tanto en su país (Francia) como fuera de él. Su anterior trilogía arrasó y, por lo que parece, ésta sigue idéntico camino. Es una autora que ha venido más de un millón de ejemplares de sus obras en Francia, así que imaginaos
Hace unos años, más o menos cuando se publicó, leí la primera entrega de la anterior trilogía,“Los ojos amarillos de los cocodrilos”. Fue un libro al que le di cuatro estrellas, una valoración muy buena pero que, sin embargo, no me acabó de convencer del todo. Es decir, me gustó pero me esperaba más. Me interesó la historia pero, al mismo tiempo, se me hizo lenta y larga. Por lo que no leí el resto de entregas. Sin embargo, me quedó un poco con la mosca detrás de la oreja porque a la mayoría de la gente le habían encantado los tres libros. Por lo que, si bien sabía que no me iba a animar la entrega segunda y tercera de la trilogía animal, no descartaba leer otro u otros de sus libros.
Como así ha sido.
“Muchachas” es la primera entrega de una nueva trilogía. Por suerte, si queréis seguir con la historia, no habrá que esperar mucho tiempo pues la segunda entrega se publica este mismo mes de octubre.
El libro me ha sorprendido en varios aspectos. Primero, por lo más evidente: la portada. Tan llamativa, con ese colorido; tan bonita y sencilla. Hace pensar en un libro alegre y divertido, ligero incluso. Y nada más lejos de la realidad. Segundo, por la introducción de unos capítulos que, sinceramente, en mi opinión sobraban. Me explico
Comienza la novela centrándose en una tal Hortense. Una joven sumamente antipática y borde, que aborrecí casi desde la primera frase. Como ya me habían comentado que en la novela aparecían algunos personajes de la trilogía anterior me fui a mi reseña de “Los ojos amarillos de los cocodrilos” y comprobé que Hortense era la hija de Josephine, la protagonista (y que ya entonces me caía fatal). Tras ese primer capítulo, que llega hasta la página 60, tenemos otro con una nueva protagonista: Stella. Pero luego llega el tercero y volvemos a tener a Josephine. Y el cuarto y sale otra vez Stella. Esto me desconcertó mucho al principio: ¿quién era la protagonista? ¿Hortense, Josephine o Stella? Hacia la página doscientas, ya salí de dudas: sin duda, la protagonista era Stella pues, aparte de ese segundo capítulo, el resto del libro (unas doscientas páginas más) estaban dedicadas a ella. Entonces, ¿por qué dedicar tantas páginas a Josephine y a Hortense? Sinceramente, no lo tengo claro. Me imagino dos posibilidades: o bien era una especie de homenaje a la trilogía anterior, una forma de recuperar unos personajes que tanto gustaron y ver qué ha sido de ellos; o bien, esta trilogía va a estar conectada con la anterior y, aunque centrada en Stella, ésta va a tener mucho que ver con Josephine y Hortense. Hacia el final de la novela, hay un cabo que une a las tres mujeres; de momento débil, pero me imagino que se reforzará en las siguientes entregas de la trilogía por lo que, en mi opinión, la segunda de las opciones es la correcta. No obstante, sigo pensando que esos dos capítulos dedicados a Josephine y Hortense sobran o, en todo caso, deberían ser mucho más escuetos. El de Josephine aún, porque lo que cuenta no está mal; pero el de Hortense no aporta nada y encima el personaje se hace sumamente antipático. En twitter algunos participantes en la lectura conjunta comentaban que no entendían nada. No ha sido mi caso porque, realmente, poco había que entender: se hablaba de dos personajes que igual conocías de la anterior trilogía y en ese caso el interés podía ser mayor o, no conocias no recordabas (como en mi caso); pero, en todo caso, me han parecido capítulos no difíciles de entender aunque no hayas leído los otros libros; no obstante su interés es limitado.
Sin embargo, llegamos al capítulo cuarto y las doscientas páginas que quedan es otro cantar. La novela cambia completamente y se vuelve de lo más interesante. Es la historia de Stella y de su familia. Una historia durísima que habla de malos tratos y que te hace poner los pelos de punta en ocasiones. Así como el capítulo primero y tercero me resbalaron, el cuarto me llegó profundamente.
Stella vive en una ciudad pequeña, de ésas en las que todos se conocen. Todos saben de la vida de todos pero eso no significa que puedas encontrar en tus vecinos un regazo en el que llorar cuando las cosas vienen mal dadas. Incluso, si un miembro de la comunidad se comporta mal, los demás hacen como que no ven nada. ¿Triste verdad?
Stella es una mujer joven y trabajadora. Madre soltera de un niño de unos ocho años, es hija del héroe del pueblo: un bombero que ha salvado a mucha gente y que, incluso, ha salido en la televisión. Pero las cosas no son tan bonitas como parecen a simple vista y esta familia es todo menos perfecta. Stella ha vivido una infancia horrible y tiene miedo; miedo de quien, precisamente, menos debería tener.
El libro, por lo que he comentado, va de menos a más. Los capítulos uno y tres no dicen gran cosa, no transmiten nada, me dejaron bastante poco fría e indiferente. Pero luego, cuando se centra en Stella mejora muchísimo. No es de esos libros que enganchan y devoras con fruición sino que su lectura, aún siendo fluida, es más bien tirando a lenta. Cuesta meterse en la acción porque en la primera mitad del libro no la hay. En la segunda sí, y aquí sí que ya no puedes parar de leer. Como he dicho, si se aplicase la tijera y esos dos capítulos que he repetido un montón de veces, quedasen reducidos a unas pocas páginas, la novela ganaría muchísimo (en mi opinión, por supuesto)
Katherine Pancol escribe muy bien. Su prosa es cuidada, clara y precisa. De ritmo pausado, no se hace difícil de leer. En la reseña de “Los ojos amarillos de los cocodrilos” comentaba que abusaba del estilo indirecto, al introducir muchos diálogos dentro de la frase, cosa que enlentecía la lectura. No obstante, en esta ocasión no me he encontrado con nada parecido; al contrario, hay bastante diálogo, que hace que la lectura sea más ágil que la de la anterior trilogía.
El personaje de Stella está muy bien desarrollado. Como nos cuenta sus recuerdos de infancia, llegaremos a conocerla bastante bien. Al principio nos parece que actúa raro, siempre asustadiza, exagerada incluso; pero al final llegaremos a entenderla muy bien. Es un personaje que llega, con el que no es difícil encontrar afinidad y encariñarse. Ray, por el contrario, se hace odioso casi desde el principio y ese odio no hará más que aumentar a medida que vamos conociéndole. Sin duda, es un mérito de la autora dotar de fuerza a los personajes y hacer que en el lector surjan sentimientos hacia o en contra de ellos. De las otras dos protagonistas no hablo porque sus caracteres no se desarrollan en esta novela sino que lo hicieron en las tres novelas anteriores.

Conclusión final

“Muchachas” es un libro que me ha gustado pero menos de lo que me hubiera gustado si, simple y llanamente, hubieran eliminado el capítulo 1 y 3 (o los hubieran reducido a la mínima expresión). Al final son cien páginas las dedicadas a Hortense y Josephine cuando, sin duda, la historia interesante es la de Stella. No dudo que a quienes hayan disfrutado de la trilogía anterior, les haya podido hacer ilusión encontrarse a estos personajes pero, para el resto, creo que no aportan nada y distraen de lo que realmente interesa en esta novela. La parte de Stella es francamente interesante y emotiva y consigue conmover. Así que, si decidís leerlo –sobre todo si no habéis leído los tres libros anteriores – os aconsejo tener paciencia y seguir leyendo que al final, estoy convencida, el libro os gustará.

Podéis comprarla en Popular libros


martes, 21 de octubre de 2014

"El juego de los cementerios" - Clara Peñalver

El año pasado se oyó hablar bastante de Clara Peñalver y de su libro “Cómo matar a una ninfa”, que desde entonces tengo apuntado. Cuando se me ofreció la posibilidad de leer su última novela, publicada hace unas pocas semanas, lo primero que me planteé fue si cabía la posibilidad de leerla sin haber leído la anterior, al ser la protagonista la misma. Pregunté a gente que sí había leído la primera y me dijeron que, evidentemente, siempre era mejor leerlas en orden, pero que no creían que tuviera problemas. Así ha sido.
Éstas son mis impresiones

Clara Peñalver

Clara Peñalver nació en Sevilla el 23 de abril de 1983 y se considera muy afortunada por celebrar su cumpleaños el día del Libro.
Es licenciada en biología por la Universidad de Granada, ciudad en la que vive y de la que se declara fervientemente enamorada.
Con Sangre, su ópera prima, fue galardonada con el Premio Mejor Escritora Novel en el Festival Imaginamálaga 2010.
Sus siguientes novelas, Cómo matar a una ninfa y El Juego de los Cementerios, han iniciado la serie de Ada Levy.

Datos técnicos

Título: “El juego de los cementerios”
Autora: Clara Peñalver
Editorial: DeBolsillo
Edición: de bolsillo
Fecha de publicación: septiembre de 2014
184 páginas
ISBN: 9788490329672
Precio: 12,95 € edición en papel

Argumento

«El mejor olor, el del pan;
el mejor sabor, el de la sal;
el mejor amor, el de los niños.»
Con el caso del Asesino de la Hoguera, Ada Levy aprendió dos cosas sobre sí misma: tiene un talento natural para la investigación criminal y una facilidad innata para buscarse problemas. Su nuevo caso como detective recién titulada promete ser tan o más peligroso. Todo empieza cuando descubre varias tumbas iguales en distintos puntos del país. Todas son de granito verde con ramitos de margaritas en las esquinas y una misteriosa inscripción. Temeraria como es, no puede resistir la ten tación de profanar una de ellas. Lo que encuentra es escalofriante: una pintura y una esclava con la inscripción "Daniel 4/5/1980". El hallazgo está relacionado con la desaparición de siete niños entre 1981 y 1987, y todo apunta a que ha sido obra de un asesino en serie. Mientras intenta recuperar el equilibrio emocional tras todo lo vivido, la perspicaz e intuitiva Ada se empeñará en resolver el rompecabezas antes de que haya un nuevo asesinato...

Impresiones

Lo primero de todo, decir que, efectivamente, aún habiendo una entrega anterior de esta nueva serie de misterio, las novelas a ella pertenecientes pueden leerse de forma independiente. No he leído “Cómo matar a una ninfa”, primera entrega de la serie Ada Levy y no he tenido ningún problema a la hora de leer “El juego de los cementerios”. Sí que es cierto que, como siempre, es mejor leer las series en orden porque, aún siendo los casos distintos, los personajes principales son los mismos y, evidentemente, el tema personal evoluciona de una novela a la otra. En esta segunda novela se hacen bastantes referencias a la novela anterior, tanto al caso en sí como a hechos que ocurrieron –lesiones, personas a las que Ada conoció-, que tienen importancia para el caso actual. Pero, repito, no es imprescindible leer la serie en orden (otra cosa es que yo ahora tenga mucho más apuntada la primera entrega, pues me he quedado con ganas de saber exactamente qué pasó en ella…)
Ada Levy, la detective protagonista de esta novela se topa, por casualidad, con un curioso misterio. Investigando para un reportaje de una revista, se topa con varias tumbas iguales repartidas por la geografía española. Son idénticas: misma lápida de granito verde, mismos ramos de margaritas y, sobre todo, misma inscripción:
«El mejor olor, el del pan;el mejor sabor, el de la sal;el mejor amor, el de los niños.»
Como sus métodos no son del todo ortodoxos y no se le pone por delante, decide abrir una de ellas y dentro no encuentra lo que cabía esperar –un ataúd- sino tan sólo una pintura y una esclava de plata con la inscripción Daniel 4/2/1980. Cuando comenta su hallazgo con una amiga policía, ésta se pone lívida: conoce la esclava y a ese tal Daniel: su hermano, desaparecido hace años.
Tirando del hilo, Ada descubre que todas las lápidas están relacionadas con la desaparición, hace años, de siete chicos muy jóvenes, todos de fisionomía similar, de los que jamás se volvió a saber. Ada considera que están muertos y que se encuentran ante un asesino en serie que ha campado a sus anchas durante años.
Como veis, la historia es bastante curiosa y original. La autora la desarrolla de forma adecuada e imaginativa, dando mucho peso a los personajes y llevando a cambo una investigación minuciosa, al estilo más clásico.

Es una novela negra, de misterio mejor, de corte tirando a clásico. Poco a poco, siguiendo las pistas más inverosímiles, sin hacer uso de adelantos científicos, Ada va atando cabos y acercándose a la verdad.
Es una novela en la que tienen gran importancia los personajes, desarrollados con mimo. Es una segunda entrega pero ya se nota que en la primera también tenían que estar bien caracterizados; en la segunda, por supuesto, es ahonda en sus características, especialmente en la de Ada. Ada es una mujer joven que acaba de sacarse el título de detective; éste es su primer caso como detective oficial. Pero sigue trabajando en sus cosas de antes, en concreto, en una revista y en un restaurante donde va unas horas a ayudar a su dueño y amigo, Enrico. Tiene una relación con alguien que parece que conoció en la novela anterior, pero le gusta hacer las cosas a su manera y meterse en uno y mil líos, por lo que su relación va a empezar a tambalearse, ya que él no ve las cosas de la misma manera. También tiene que superar algunos miedos y complejos que se derivan, especialmente, de una lesión que tuvo lugar en la aventura anterior y que le ha dejado una secuela muy visible (no os cuento cuál).
De forma paralela al caso principal, el juego de los cementerios, se plantea una historia secundaria pero con bastante peso en el conjunto total de la novela. Su amigo Enrico es un italiano que huyó de su país perseguido por la mafia. Pero el tema no ha sido resuelto y Ada va a tener que ayudarle a resolver algunos asuntos pendientes.
Como os podéis imaginar, es una novela en la que la trama personal tiene tanta importancia como la policial. El tema de Enrico, su noviazgo con Hugo, sus inseguridades, los miedos que le dejó la aventura anterior…, tienen tanto peso en la novela como la investigación y persecución del asesino de las lápidas. Ada está lo mismo asaltando tumbas, que tomándose un café con una amiga o teniendo relaciones con su novio. Quizás a los más puristas de la novela negra no les guste esta combinación, pero a mí –ya lo he comentado en alguna otra ocasión- me gusta, me parece que hace parecer a los investigadores mucho más reales que si fueran los típicos detectives fumadores y medio alcoholizados, divorciados y solitarios, a los que estamos acostumbrados de la literatura y el cine negro clásicos. Ada es una mujer normal, de su tiempo, a la que le pasan cosas más o menos normales pero que, además, investiga.
La historia de misterio en sí es bastante ligth. No os esperéis escenas de sangre y vísceras ni una maldad extrema (como podemos encontrar, por ejemplo, en las novelas de Thilliez). Son historias más de andar por casa, duelen menos y, por ello, son aptas también para los no aficionados al género negro. Pero los aficionados, no temáis porque, probablemente, también saldréis satisfechos como yo porque, pese a la importancia del tema personal, la parte de misterio tiene la suficiente intriga, ritmo y sorpresas, para mantenernos atentos a la historia y para desear seguir pasando páginas hasta llegar al final.
Con un lenguaje sencillo pero cuidado, mezclando en dosis similares la narración y el diálogo, “El juego de los cementerios” no llega a ser un page-turner, pero sí una novela que mantiene el ritmo y la intriga, sin encontrar importantes altibajos. Es cierto que hay partes que te mantienen más pegadas al libro que otras pero aún éstas son lo suficientemente interesantes para mantenernos atentos. Es un libro que se lee fácil y a gusto, en unos pocos ratos.

Conclusión final

En esta novela se mezcla de forma acertada la intriga y la narrativa: al mismo tiempo que buscamos un asesino en serie, asistimos a una historia de amor y tensión sexual, a varias historias de amistad…, Una novela muy completa, qué duda cabe. Si a estos ingredientes le añadimos ritmo y alguna sorpresa tenemos como resultado una novela de misterio diferente, que me ha gustado mucho.

Podéis comprarla en Popular libros


lunes, 20 de octubre de 2014

Empezando la semana, sorteos y #leemosQuijote

¿Qué estáis leyendo esta semana? Yo sigo con Follett (y lo que me queda, porque llevo 300 páginas de "El umbral de la eternidad" pero son 1152 así que tengo para rato)..

Además, ayer empecé estas dos novelas que veis en las fotos, por lo que ya sabéis los libros que me mantendrán entretenida esta semana

"Los crímenes del monograma" de Sophie Hannah. Tras muchos años, me vuelvo a reencontrar con Hercules Poirot. Sus libros fueron los primeros libros adultos que leí y les tengo mucho cariño, así que estaba deseando ponerme con este remake. De momento, llevo leída una cuarta parte y os puedo adelantar que se lee solo y que me está gustando.






De "La Alejandría olvidada" de Almudena Navarro poco os puedo decir pues sólo he leído las primeras líneas. Tengo que darle un buen empujón esta semana porque me toca reseñarlo la que viene. Tenía intención de leerlo por el mes de la novela autopublicada y, además, me apunté a la lectura conjunta organizada por Mundos de lectura.

El anterior libro de esta autora me gustó mucho y me apetecía mucho esta novela que, aunque ya sé que no está situada en Egipto, lleva una palabra en el título que me encanta.

La semana que viene os contaré qué tal





Sorteos

Adictos a los libros sortea un ejemplar de "El corazón del caimán"

Plazo: hasta el 19 de noviembre

Bases






Otro sorteo en Adictos a los libros

Bases

Plazo: hasta el 30 de octubre







#leemosQuijote


Capítulo XLI: Donde todavía prosigue el cautivo su suceso

Éste es el tercer capítulo en el que el cautivo cuenta sus aventuras. Un capítulo largo en el que cuenta cómo consiguió hacerse a la mar con Zoraida, tras un episodio bastante penoso con el padre de ésta; de cómo fueron interceptados por unos corsarios franceses y, finalmente, consiguieron llegar a la costa español

sábado, 18 de octubre de 2014

Sorteo de un ejemplar de "¿A qué llamas tú amor?"



Gracias a Pilar Muñoz Álamo, os traigo hoy un nuevo sorteo. Un sorteo la mar de apetitoso, pues sorteamos un ejemplar de su última novela, "¿A qué llamas tú amor?", firmado y dedicado por ella misma. La novela la publica en unos días la editorial Palabras de agua y alguno de vosotros puede tenerla en primicia (si no podéis esperar o no queréis tentar a la suerte), podéis adquirirla ya en la página de la editorial 

Sinopsis
"Jana, una atractiva periodista próxima a los cuarenta, se siente hastiada de sacrificar su vida en favor de su matrimonio con Julio, un escritor de éxito centrado en sí mismo y en su profesión. Tras tomar la decisión de romper con todo, Hugo –un nuevo compañero de trabajo– irrumpe en su vida haciendo que descubra una parte de sí misma que desconocía. La atracción sexual que surge entre ambos parece no tener límites, empujándola a vivir experiencias impactantes que provocarán en ella un dilema moral para el que no sabe si está preparada.
Julio y Hugo, dos caras de una misma moneda llamada AMOR que marcarán la vida de Jana. “¿A qué llamas tú amor?” Una novela intimista de corte erótico que puede alterar las bases de tu propia relación."

Para que la novela os resulte aún más apetitosa, os trascribo unas palabras que sobre ella publicó la autora en su blog Ellas también viven 
"'¿A qué llamas tú amor?' es una novela de Ficción erótica. Pero quienes me conocéis o habéis leído cualquier historia (larga o corta) de las que ya he publicado antes a través de cualquier medio, sabréis que hay ciertos elementos en cada una de ellas de los que, hoy por hoy, yo no podría prescindir: sentimientos, emociones y, sobre todo y ante todo, reflexión. Y todos ellos están muy presentes en esta nueva obra, porque forman parte de mí y de mi manera de entender la literatura y practicarla. ¿A qué llamas tú amor? es una novela intimista de corte erótico que va mucho más allá del sexo o del erotismo. Es una novela con trasfondo, con una historia de base que te removerá y te hará plantearte más de una cuestión a nivel personal y de pareja. No podría ser de otra forma. Porque yo solo concibo escribir erótica si es el sexo el que está a merced de la historia, que para mí es lo que realmente importa, y no al revés; con mis máximos respetos hacia quienes lo hacen, yo personalmente no me sentiría cómoda escribiendo una historia vacía que solo sirviera de excusa a las “escenas de cama”. Cuestión de gustos, nada más. O tal vez de estilo propio. Espero que os guste. Y espero que la forma en que está escrita permita a cualquier lector o lectora acercarse a ella y disfrutarla a pesar de no ser simpatizante de este género."

Bases del sorteo 

.- Se sortea 
1 ejemplar en papel  de "¿A qué llamas tú amor?" , de Pilar Muñoz Álamo. El ejemplar, si así lo desea el ganador, estará dedicado a su nombre (o a nombre de quien desee)

.- El único requisito obligatorio es ser seguidor del blog y dejar un comentario diciendo "Quiero participar en el sorteo de ¿A qué llamas tú amor?". Por hacerlo tendréis un punto. 

Pero, además, podéis conseguir un montón de puntos extra:

.- Si anunciáis el sorteo mediante un post en vuestro blog: 10 puntos

.- Si ponéis el banner: 3 puntos

.- Si dejáis un comentario en Facebook que contenga el siguiente mensaje "Quiero ganar "¿A qué llamas tú amor?", gracias a Pilar Muñoz y Margarita Gautier" (+el enlace a este post), tendréis otro punto.

.- Si anunciáis el sorteo en Twitter, citándonos a Pilar (@PILARMUOZALAMO  ) y a mí (@LAKYlibros), con enlace a este post: 1 punto.

.- Si os comprometéis a leer y reseñar el libro (en vuestro blog o en Ciao), en caso de resultar ganadores, antes del 31 de diciembre: 20 puntos

.- El sorteo empieza hoy y termina el viernes 7 de noviembre. El domingo 9 de noviembre sabremos quién es el ganador.

.- Será la propia autora quien envíe el libro

¿Os apetece?

Participantes en el sorteo

viernes, 17 de octubre de 2014

Lectura conjunta + sorteo de "Viajo sola"

¿Qué creiais? ¿Qué os ibais a librar de mí en noviembre? Nooo, por supuesto que no. Como noviembre está mucho más relajado, vengo con una propuesta que sé que os va a interesar porque, además, viene con regalo sincluido

Tatty de El universo de los libros, albanta de Adivina quién lee y Lectora de Tot de Momentos de silencio compartido y yo misma, os traemos la lectura conjunta del ultimo libro editado por Suma de Letras: un thriller que promete tenernos pegados a nuestras butacas : "Viajo sola" de Samuel Bjork





Sinopsis

Un hombre sale a pasear con su perro para recuperarse de la resaca y de sus problemas de conciencia. De repente el perro sale corriendo entre los árboles. Allí el hombre descubre a una niña que cuelga de un árbol, balanceándose sobre el suelo. Con una mochila escolar en la espalda y un cartel alrededor del cuello que dice «Viajo sola».
El inspector de policía Holger Munch se encarga del caso y no tarda en darse cuenta de que va a necesitar la ayuda de su excolega Mia Krüger. Sin embargo, Mia, que siempre había sido una chica sana, ahora parece estar enferma. Realmente enferma. Holger Munch acude a su casa para pedirle que vuelva al servicio activo. No tienen ni la más remota idea de lo que les espera.
Ficha de la novela

Primeras páginas

Bases de la lectura conjunta


.- Cualquier persona puede participar en la lectura, tenga o no blog, el único requisito es leer y reseñar la novela en el plazo señalado. 

.- Quienes tengan blog publicarán la reseña en él y el resto puede hacerlo a través de plataformas como Ciao o cualquier otra que lo permita. Si alguien está interesado también puede hacernos llegar -a cualquiera de las organizadoras de la lectura conjunta- su reseña por correo electrónico y nosotras la publicaremos con su nombre o nick

.- Empezaremos a leer el libro, todos juntos, el viernes 31 de octubre. La idea es que vayamos comentando nuestras impresiones y avances en Twitter y/o Facebook mediante el hastag #LeoVIAJOSOLA. Si no tenéis Twitter o Facebook, no os preocupéis que no es condición indispensable aunque si lo tenéis y participáis, seguro que disfrutáis doblemente de la lectura

.- Las reseñas se publicarán a partir del lunes 10 de noviembre, a razón de una por día, conforme al calendario de reseñas que más adelante fijaremos con los participantes

Gracias a la editorial, sorteamos 5 ejemplares en papel en cada blog (20 ejemplares en total). Podéis probar suerte en los cuatro pero, obviamente, sólo resultar ganadores en uno






Bases del sorteo

.- En este blog se sortean 5 ejemplares en papel de la novela. Cada ejemplar irá acompañado de un regalo sorpresa

.- Para poder participar en el sorteo es condición indispensable tener un blog literario, en el que de forma habitual se publiquen reseñas de libros (no serviría, por tanto, un blog sólo de concursos). También se requiere, obviamente, participar en la lectura conjunta y reseñar el libro en la fecha que se fije

.- Poner el banner en vuestros blogs

.- Envío nacional (España)

.- Podéis apuntaros  desde hoy mismo hasta el próximo viernes 24 de octubre a las 8 de la tarde. Al día siguiente, ´sabado, por la mañana, sabremos quiénes son los cinco ganadores. Éstos tendrán un plazo de 48 horas para darme sus datos postales.

.- Los libros serán enviados por la editorial la siguiente semana

.- Se agradece la máxima difusión

¿Quién se anima?

Participantes en el sorteo



1.- susana palacios
2.- Angela Leon
3.- Cristina_Roes
4.- Mara JSS
5.- Tamara López
6.- Laura
7.- Margaramon
8.- Tabuyo
9.- Cartafol
10.- porlomenix
11.- nosolo leo
12.- Agnieszka
13.- Irunesa
14.- cova
15.- Bego
16.- Isabel Macías
17.- loslibrosalsol
18.- Sandra Díaz
19.- Ful Navalon
20.- Hache C.
21.- Loli elmisteriodelasletras
22.- maidafeni
23.- Marina García
24.- Lidia Casado
25.- Marisa G.
26.- Fesaro
27.- La orilla de los libros
28.- En un rincón de mi aula de Infantil
29.- MyuMyu

Participantes en la lectura conjunta

.- Yo misma
.- albanta de Adivina quién lee
.- Tatty de El universo de los libros
.- Lectora de tot de Momentos de silencio compartido
.- Carax de Asteroide B612
.- Lunilla de El templo de la lectura
.- De lector a lector
.- Mdolores de Pedacitos de mi mundo


jueves, 16 de octubre de 2014

"Los pasos que nos separan" - Marian Izaguirre

Hace unos cuantos meses tuve ocasión de leer “La vida cuando era nuestra” de esta misma autora. Me encantó por lo que me apunté con letras mayúsculas su nombre para leer el resto de su obra, tanto pasada como futura. Por lo que, cuando se me ofreció leer en primicia su nueva novela, la cual se publica hoy mismo, obviamente dije que sí
Éstas son mis impresiones

Marian Izaguirre

Marian Izaguirre nació en Bilbao y ahora reside en Madrid, en una casa donde se van acumulando amigos, libros y buena música. Licenciada en ciencias de la información, ha desarrollado tareas en el campo del periodismo y la publicidad, mientras se dedicaba a la escritura.
Hace veinte años vio la luz su primera novela La vida elíptica, que obtuvo el Premio Sésamo. Desde entonces ha publicado cinco novelas más y una colección de cuentos. Sus obras han sido galardonadas con distintos premios, entre los que se cuentan el premio Andalucía y el Ateneo-ciudad de Valladolid.
La vida cuando era nuestra fue un gran éxito, que espera repetir con “Los pasos que nos separan”

Datos técnicos

Título: “Los pasos que nos separan
Autora: Marian Izaguirre
Editorial: Lumen
Edición: tapa dura con sobrecubierta
Páginas: 384
Precio: 19,90 euros
Publicación: 16 de octubre de 2014
ISBN: 978-84-264-0138-0


Argumento

La bora, el viento que azota Trieste en ciertas épocas del año, es un aire apasionado que dura poco pero dobla el cuerpo y muda el ánimo. Salvador y Edita se conocieron en esta ciudad un día de primavera de 1920. Soplaba el viento, y todo cambió. Ella había nacido en Liubliana y él en Barcelona, y los dos rondaban los veinte años, una edad espléndida para permitirse cualquier locura, pero Edita, hermosa y discreta, estaba casada y tenía una hija. Salvador solo tenía su trabajo en el taller de un gran escultor y ganas de ser por fin un hombre y pisar fuerte en la vida.
Luego, en Barcelona, casi a finales de los años setenta...Un hombre ya mayor y viudo que busca ayuda para volver a Trieste y a todos los lugares donde un día creyó ser feliz, y una chica, Marina, que va a ir con él para buscar un futuro. Y entre Salvador y Marina, de repente, casi sin avisar, los recuerdos: un parque a orillas del mar, las sábanas revueltas de un amor a media tarde, un andén, una niña que se aleja, y una espléndida tabla renacentista con una Virgen que mira y duda.
Con esas voces que se cruzan en el tiempo y en el espacio, Marian Izaguirre ha escrito una novela donde la culpa y el perdón juegan el mejor de los partidos y cada paso importa.

Impresiones

“Los pasos que nos separan” ha resultado ser una lectura buenísima, tan buena como lo fue en su día “La vida cuando era nuestra”. Cuando un autor te gusta en la primera novela que lees de él, no puedes evitar tener altas expectativas al aproximarte al resto de su obra, con el evidente peligro de decepción que ello conlleva. Afortunadamente, no ha pasado esto pues, como os digo, la novela me ha gustado mucho, tanto como la anterior. Y es que, en realidad, y salvo una librería, tiene el resto de ingredientes que me encandilaron en su día. Otra vez, partiendo de una historia relativamente sencilla, narrada en dos tiempos, Marian Izaguirre ha sabido dibujar una historia muy especial, que me ha cautivado.
Trieste
La novela se compone de dos historias y un cuarto. Y, por ello, la acción transcurre en dos tiempos y cuarto. Luego explico lo del cuarto.
La primera historia transcurre en Trieste (Italia) durante los años 20. Salvador es un joven escultor español que se ha trasladado a la ciudad italiana para estudiar con Spalic, el mejor escultor de la ciudad. Son unos años convulsos en la ciudad, que en tiempos perteneció a la corona austríaca. En el aire se respira un ambiente nacionalista que casa mal con la multitud de croatas y eslovenos que residen en la ciudad. Hay voces que se alzan para que se lleve a cabo una limpieza y se expulse del país a los que no se integren.
Un día, Salvador conoce a Edita y el amor surge imparable entre ellos. Pero Edita no es libre, pues está casada con un músico croata y tiene una hija. Ella misma es eslovena. Pero el amor, ya se sabe, no conoce de nacionalidades ni razas, ni siquiera de lazos matrimoniales y Salvador y Edita una apasionada relación jalonada de complicaciones.
Años 80 en Barcelona. Marina es una joven estudiante de Arte que, tras volver de unas vacaciones en las islas, descubre que está embarazada. El problema es que no sabe de quién pues fueron unos días locos. No puede tener un hijo a esa edad y decide abortar pero en esos años, si se quiere que el aborto se haga en condiciones, hay que ir a Londres y no tiene dinero suficiente. Cuando ve un anuncio en el que se busca una persona que sepa inglés y conducir, decide contestar. Quien ha puesto el anuncio es un Salvador ya anciano que quiere que alguien le acompañe a Trieste, Liubliana y Zagrev para resolver unos asuntos pendientes.
Estas son las dos historias principales. Cuando hablo de un cuarto, me refiero a una especie de voz en off que, muy de vez en cuando y durante escasos segundos, se nos cuela en la historia. Y hasta aquí puedo contar.
Como veis, no es una historia complicada. No tiene, en principio, nada de especial. Es una historia de amor bastante normal, unos personajes normales, una novela normal. ¿O no? No lo es, porque lo que la hace especial es la forma de contarla de Marian Izaguirre. Con cosas como ésta se descubre cuándo un autor es bueno. Cuando coge una historia normal, unos personajes normales y los hace especiales porque su estilo, su forma de escribir, los dota de alma y hace vibrar al lector.
Como su anterior novela, es ésta es una novela de personajes. Salvador y Edita en el pasado, Salvador y Marina en el presente. Estos tres personajes llevan sobre sus hombros el peso de la acción. Hay también, junto a ellos, unos cuantos personajes secundarios (el marido y la hija de Edita, el escultor, los amigos y padres de Marina) pero, sin duda, son los tres los ejes en torno a los cuales gira todo. Los tres personajes principales están caracterizados con mucho mimo. Dotados de entidad casi real, llegamos a conocerles bastante bien y a cogerles cariño. Entre ellos tres, sin embargo, Salvador y destacan sobre Edita porque a éstos dos los conocemos directamente mientras que a Edita sólo la veremos a través de los ojos de Salvador. La parte del pasado está narrada de forma exclusiva desde su punto de vista mientras que en la parte de los años ochenta, Salvador y Marina se turnan como conductores de la historia.
Me ha gustado especialmente el personaje de Salvador al que se puede decir que conocemos a lo largo de su vida pues vemos cómo era de joven y en qué persona le han convertido los años transcurridos.
La acción se sitúa fundamentalmente en Trieste aunque también parte de ella transcurre en Barcelona, Liubliana o Zagrev. No hay grandes descripciones de los escenarios físicos pero sí se hacen constantes alusiones a la situación política que se vivía en Trieste en los años 20. Es ésta una ciudad del norte de Italia, que durante siglos había pertenecido al imperio austro-húngaro y que entonces era italiana. Pero la proximidad con la frontera hace que muchos eslavos tengan allí fijada su residencia. Son los años previos al fascismo de Mussolini y las ideas fascistas ya se hacen sentir.
Anunciación de Antonello da Messina
La historia se cuenta mediante saltos constantes entre el pasado remoto y el pasado más reciente (años 20/años 80). Dentro de un mismo capítulo se alternan situaciones situadas en ambos tiempos pero es muy fácil discernir en qué momento nos encontramos por los personajes que aparecen en cada uno de los tiempos: Salvador y Edita en uno, Salvador y Marina en otro. A través de los saltos en el tiempo vamos, poco a poco, conociendo la historia, sabiendo lo qué pasó, qué cuentas pendientes tiene Salvador. No hay grandes sorpresas, la verdad, más o menos todo se puede prever. Pero el que sea previsible no es algo negativo; la autora va dando pistas para que, poco a poco, sea el lector mismo el que vaya sacando sus propias conclusiones.
Tanto la historia que transcurre en los años 20 como la que transcurre en los años 80 son historias bastantes sencillas. Una historia de amor a través del tiempo, unos personajes que vivieron una vida difícil y algún secreto escondido que poco a poco se nos va a desvelar.
Con un estilo relativamente sencillo pero muy cuidado y elegante, la prosa de Marian Izaguirre me ha encantado (de nuevo). Mantiene un ritmo constante –no vertiginoso pero tampoco lento- y leerla es un placer. La alternancia de historias y de escenarios, en mi opinión, ayuda a mantener el interés. Una novela que se lee con auténtico placer

Conclusión final

“Los pasos que nos separan” es una bonita historia de amor a través del tiempo. Con una prosa preciosa y unos personajes que llegan, os la recomiendo totalmente.

Podéis comprarla en Popular libros


miércoles, 15 de octubre de 2014

Nuevo ganador de "A las ocho en el Novelty"

Fesaro, a quien le había tocado el domingo el ejemplar de "A las ocho en el Novelty" que sorteaba gracias a su autor Carlos Díaz Domínguez, tiene tanta, tanta, pero tanta suerte, que ya le había tocado el mismo libro en otro blog. Y, aunque éste es dedicado, ha tenido la generosidad de renunciar a él para que otra persona pueda disfrutarlo

Así que he vuelto a realizar el sorteo y la ganadora es:

Lidia Casado
¡Felicidades!

Ya sabes: envíame cuanto antes tus datos para que el autor te pueda remitir el libro.

"Los muertos no aceptan preguntas" - Antonia Romero

Con ésta ya son tres las novelas que he leído de Antonia Romero. Todas ellas con resultados muy buenos salvo ésta en la que el resultado ha sido espectacular: me ha encantado. Es, sin duda, la mejor novela de las tres que he leído o, al menos, la que a mí más me ha gustado.
Os cuento por qué.


Antonia Romero

Antonia Romero nació en Barcelona. Funcionaria de carrera, en la actualidad trabaja en la Secretaría de un Instituto de secundaria. Tiene varios premios literarios y de relatos, ha colaborado en revistas digitales y desde 2005 regenta un blog personal que recibe alrededor de seis mil visitas al mes. En 2012 se lanzó al mercado digital, autopublicando sus dos novelas en internet.
La tumba compartida alcanzó rápidamente los puestos más altos en las listas de bestsellers, y consiguió una avalancha de críticas positivas de los lectores.
Ha escrito:
.- La tumba compartida
.- Los diletantes
.- Los cambiantes
.- Peso cero
.- Los muertos no aceptan preguntas
Podéis saber más de ella y su obra en su blog


Datos técnicos

Título: “Los muertos no aceptan preguntas”
Autora: Antonia Romero
Editorial: autopublicado en Amazon
Páginas: 197 (estimación)
Precio: 1,89 euros
ASIN: B00L6BA89U


Argumento

Nela trabaja como traductora y vive en una pequeña casa en Castelldefels, un pueblo de la costa de Barcelona. Su mirada tiene la niebla de quien ha debido cerrar los ojos para avanzar sin despeñarse por el borde del precipicio. En la buhardilla de su casa esconde un secreto, algo que nadie ha de ver porque allí conjura a sus demonios. De su madre heredó una fotografía arrugada, y de su abuela, Mamanela, el don de hablar con los muertos.
«A veces el saber nos hace libres, otras nos pone cadenas que jamás podremos romper»

Impresiones

Ya me habían avisado: esta novela es muy buena; de hecho, probablemente sea la mejor de la autora. Antes había leído “La tumba compartida” que me gustó mucho (lo cual no es de extrañar, pues todo lo que huela a Egipto ya me tiene ganada) y “Los diletantes” (que si extraña más pues es una novela juvenil y vampírica, géneros que no son, precisamente, mis preferidos; sin embargo, de la misma manera me gustó mucho). Conociendo el estilo de Antonia, leyendo la sinopsis de esta novela y habiendo leído críticas que la ponen por las nubes, mis expectativas eran muy altas. Y he de agradecer que no se hayan visto defraudadas pues, como os digo, me ha encantado.
Nela es una joven barcelonesa que no lo ha pasado bien. Su madre se suicidó cuando era muy niña pero no lo suficiente para darse cuenta de que algo no iba bien en la relación que ambas tenían. Su padre Rodrigo es un afamado cirujano, guapo y encantado… ante los demás porque ante ella muestra, demasiado a menudo, su cara más horrible y cruel. Lo único que la mantiene cuerda es su amigo Jaime y la familia de éste; vecinos desde siempre de sus padres, ellos le arropaban y le hacían sentirse querida. Son los únicos de los que ha recibido una pizca de cariño y de calor familiar.
En una exposición conoce a un afamado pintor llamado Nico y entabla una relación con él. Ella también pinta pero nunca ha dejado ver a nadie sus pinturas.

Un día recibe una llamada desde Galicia. Es de su tía, la hermana pequeña de su madre. Ella no sabía que tenía una tía, desconocía tener más familia que su padre. Y su tía desconocía de su existencia hasta hace poco tiempo. Su tía le cuenta que sus abuelos han muerto y que ella, como única descendiente de su madre Gabriela, es la heredera de la mitad de la casa familiar. Nela viaja a Galicia para conocer a su familia y la Casa Grande. Pero allí, entre libros y películas antiguas descubrirá un diario que llevó su madre hasta el día que se casó. Un diario en el que Nela descubrirá una mujer muy diferente a la que conoció
Empieza entonces una época de descubrimiento en la que desvelará muchos de los secretos familiares, algunos bonitos, otros realmente horribles. Pues alguien ha causado la muerte allá por donde iba.
“Los muertos no aceptan preguntas” es una novela que tiene un poco de todo. Tiene historias familiares de ésas que tanto me gustan. Debo ser muy cotilla pero me encanta hurgar en el baúl de los recuerdos de los protagonistas de las novelas y descubrir secretos ocultos. Y la novela no me ha decepcionado en este aspecto pues hay muchos secretos, realmente interesantes; aunque lo cierto que he descubierto yo misma alguno de ellos pero este hecho no le ha quitado ni un ápice de interés a la lectura. Con este libro descubriremos cómo los errores de los padres los pagan los hijos. Me he horrorizado con lo que pasó y con la forma en la que actúa Rodrigo, un personaje al que he odiado visceralmente.
También tiene una bonita historia de amistad. La relación de Nela y Jaime y la familia de éste es sencillamente preciosa. Me encanta cómo la apoyan a lo largo de los años y cómo la ayudan. No sé si podrían haber hecho más, supongo que es muy difícil saber qué hacer en una situación cómo la que narra la novela pero, en todo caso, la forma en la que la acogen y se preocupan por ella es muy bonita.
Hay también historias de amor. Historias que me han gustado, cada una a su manera.
Un toque de misterio que no la convierte en una novela negra pero que mantiene la tensión y la atención lectora desde el principio hasta el final.
Y, finalmente, un toque sobrenatural. He de confesaros que es lo que más miedo me daba. Había leído en algunas reseñas que había ciertos elementos sobrenaturales y, como es éste un aspecto que no me suele gustar, tenía prevenciones. Totalmente infundadas porque ese toque es tan ligero, está tratado de tal forma y está tan bien engarzado en la historia, que me ha encantado. Me ha parecido hasta real y posible y eso que yo no creo en esas cosas. Ese toque es el que hace a la novela diferente de otras similares, la que le otorga un encanto especial.
Como veis, hay de todo, por lo que puede gustar a muchos tipos de lectores. Y todo ello en una novela que no llega a las doscientas páginas. Aquí se aplica la máxima de “lo bueno, si breve, dos veces bueno”. No os voy a decir que no me haya quedado con ganas de seguir leyendo una historia que me estaba resultando apasionante, pero también es cierto que hay que saber cuándo poner punto y final. Se podían haber contado más anécdotas de Gabriela o de la infancia de Nela, se podía haber insistido más en lo que pasó, pero eso podría haber quitado ritmo a la acción y así, como está, en mi opinión queda perfecto: se cuenta todo lo que hay que contar, dando los detalles suficientes para hacernos una idea cabal de la historia pero sin abrumar. La verdad es que no sé cómo Antonia ha podido condensar en tan pocas páginas tantas cosas, desarrollar tan bien los personajes…, incluso le da tiempo a contar historias mitológicas!
Todo se narra desde el punto de vista de Nela, protagonista absoluta de la novela. Por ello, llegaremos a conocerla a la perfección, a meternos en su piel y a imaginarnos perfectamente el horror que vivió de pequeña. Pero los demás personajes no os creáis que no están bien desarrollados porque no es así: dentro de las limitaciones de una novela corta, la autora da los suficientes datos sobre ellos para hacerlos parecer personajes reales y cercanos. La verdad es que me han gustado mucho. Sobre todo Jaime, Laura y Eduardo. He odiado profundamente a Rodrigo. Me ha caído mal desde el principio Nico, no he sabido qué pensar de Gabriela aunque, en cierta forma, tendía a caerme bien… En fin, que son unos buenos personajes, con unos caracteres bien trazados.
La prosa de Antonia ya la conocía. Cuidada, elegante, precisa, amena, fácil de leer. Antonia no sólo tiene buenas historias que contar, sino que las escribe con un estilo que llega al lector, que involucra, te mete dentro y te hace sentir. Es un libro que se lee solo, que no pierde ritmo ni interés. Mantiene un suspense constante que te hace querer seguir leyendo.
Formalmente, la novela se estructura en veintidós capítulos cortos (no llegarían, en papel, a las diez hojas). Cada uno lleva el título de una película clásica (a Nela y a sus abuelos les gustan mucho este tipo de filmes) y un diálogo de la misma.


Conclusión final

Supongo que ha quedado claro que “Los muertos no aceptan preguntas” me ha encantado. Me parece que cuenta una buena historia, que resulta de muy fácil y amena lectura, que involucra y emociona. Si no conocéis a Antonia Romero, os aconsejo que no lo dejéis pasar más. Este libro está sólo a la venta en digital (espero que alguna editorial solucione pronto esto) y a un precio que es un auténtico regalo